Un asteroide que acaba de ser descubierto está pasando extremadamente cerca de la Tierra

Un asteroide recientemente descubierto está pasando muy cerca de la Tierra. (Imagen: Getty Images).

Los astrónomos acaban de descubrir un nuevo asteroide y, para sorpresa, este pedazo de roca espacial se encuentra pasando a extremadamente cerca, pero de forma segura de la Tierra. Para mayor tranquilidad, se trata de un asteroide pequeño (aproximadamente del tamaño de un autobús). Lo curioso es que hace unos días nadie sabía de este asteroide.

De acuerdo con la NASA, se trata del asteroide denominado 2022 NF, identificado el 4 de julio. Su tamaño es comparable con un autobús que está entre 5.4 y 12 metros. Hará su máximo acercamiento este jueves 7 de julio a tan solo 0.00059 Unidades Astronómicas (89000 km), eso equivale a un 23% de la distancia media que hay entre la Tierra y la Luna. La distancia mínima que tendrá con respecto a nosotros es extremadamente cerca en términos astronómicos, pero de todas formas sigue siendo una distancia bastante segura. Si quieres seguir su órbita en tiempo real dale clic aquí.

El sitio web de ciencias Live Science informa que los astrónomos descubrieron el asteroide gracias a los datos del Telescopio de Sondeo Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS), un sistema de cámaras y telescopios con sede en Hawái cuyo objetivo principal es detectar objetos cercanos a la Tierra, o NEO.

No está demás insistir en que este evento no representa peligro alguno para nosotros. Por fortuna, ni siquiera es tan grande como para considerarse potencialmente peligroso a pesar de que pasa muy cerca.

Los objetos cercanos a la Tierra (NEO) son asteroides y cometas que orbitan alrededor del Sol como los planetas, pero sus órbitas pueden llevarlos a la vecindad de la Tierra, a menos de 48.2 millones de kilómetros de la órbita terrestre.

Para considerarse potencialmente peligroso, un asteroide debe acercarse a menos de 7.5 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra; y debe tener un tamaño lo suficientemente grande (30 a 50 metros) como para causar daños significativos en la Tierra. Estos últimos son los que mantienen alertas a los científicos.

Los objetos que alcanzan o superan los 140 metros de tamaño, representan un riesgo para la Tierra de gran preocupación debido al nivel de devastación que causaría un impacto, y deberían continuar siendo el foco de los esfuerzos de búsqueda global, explica la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria (PDCO).

Diariamente nuestro planeta recibe una gran cantidad de impactos menores de partículas provenientes del espacio, solo que estas son diminutas y a lo mucho podemos distinguirlos cuando se queman en la atmósfera. Por su puesto que eso no significa que estemos exentos a colisiones mayores, de hecho, los científicos están alerta ante estos posibles escenarios y constantemente se monitorea a los asteroides que podrían representar una amenaza.

De acuerdo con el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA, con un intervalo promedio de alrededor de 10.000 años, se esperaría que asteroides rocosos o de hierro de más de 100 metros alcancen la superficie de la Tierra y causen desastres locales o produzcan maremotos que pueden inundar áreas costeras bajas. Mientras que cada varios cientos de miles de años, algún asteroide de más de un kilómetro podría causar desastres globales.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.