Extraños «polígonos» son captados a gran detalle en la superficie de Marte

Extraños polígonos en Marte. (NASA/JPL-Caltech/UArizona).

Desde la órbita marciana, la cámara HiRISE (Experimento científico de imágenes de alta resolución) en el Mars Reconnaissance Orbiter ha captado extrañas formas que parecen polígonos, los que van floreciendo a medida que se da la primavera en el planeta rojo.

La actividad primaveral es visible cuando la capa de hielo seco translúcido que recubre la superficie desarrolla respiraderos que permiten la salida de gas. El gas arrastra finas partículas de material de la superficie erosionando aún más los canales, explican investigadores de la Universidad de Arizona, que administra la misión HIRISE, en un comunicado de la semana pasada.

«Las partículas caen a la superficie en forma de depósitos oscuros en forma de abanico. A veces, las partículas oscuras se hunden en el hielo seco, dejando marcas brillantes donde se depositaron los abanicos originalmente. A menudo, el respiradero se cierra y luego se abre de nuevo, por lo que vemos dos o más abanicos que se originan en el mismo lugar, pero que se orientan en diferentes direcciones a medida que cambia el viento».

«Tanto el agua como el hielo seco tienen un papel importante en la escultura de la superficie de Marte en las latitudes altas. El hielo de agua congelado en el suelo divide el terreno en polígonos. La erosión de los canales que forman los límites de los polígonos por el hielo seco que se sublima en la primavera les añade multitud de giros y vueltas», agregaron.

Por su puesto que esto no es ninguna señal alienígena, es parte de la naturaleza marciana. Los rovers desde la superficie también captan fascinantes paisajes. Veamos algunos hallazgos del rover más antiguo que aún se encuentra activo, el Curiosity.

El rover Curiosity de la NASA lleva casi 10 años explorando Marte, durante el último año ha estado viajando a través de una zona de transición entre una región rica en arcilla y otra llena de un mineral salado llamado sulfato. Las llamativas formaciones rocosas documentadas por el rover proporcionan pruebas de un clima seco en el antiguo pasado del Planeta Rojo.

El rover Curiosity de la NASA capturó esta vista de las rocas escamosas en capas que se cree que se han formado en un antiguo lecho de arroyo o un pequeño estanque. Las seis imágenes que componen este mosaico fueron capturadas con la cámara de mástil de Curiosity, o Mastcam, el 2 de junio de 2022, el día marciano número 3.492, o sol, de la misión. (Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS).

La idea del equipo de Curiosity es estudiar la región rica en arcilla y en la cargada de sulfato por las pruebas que cada una de ellas puede ofrecer sobre el pasado acuático del planeta rojo. Esta zona está demostrando ser científicamente fascinante. De hecho, puede proporcionar el registro de un cambio importante en el clima de Marte hace miles de millones de años que los científicos están empezando a comprender.

Según explica la NASA en un comunicado, los minerales de arcilla se formaron cuando los lagos y los arroyos ondularon una vez a través del cráter Gale, depositando sedimentos en lo que ahora es la base del Monte Sharp, la montaña de 5 kilómetros de altura cuyas estribaciones ha estado ascendiendo Curiosity desde 2014. Más arriba en la montaña, en la zona de transición, las observaciones del Curiosity muestran que los arroyos se secaron hasta convertirse en hilos y que se formaron dunas de arena sobre los sedimentos del lago.

«Ya no vemos los depósitos lacustres que vimos durante años más abajo en el Monte Sharp», dijo Ashwin Vasavada, científico del proyecto Curiosity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. «En su lugar, vemos muchas evidencias de climas más secos, como dunas secas que ocasionalmente tenían arroyos corriendo alrededor de ellas. Eso es un gran cambio con respecto a los lagos que persistieron durante quizás millones de años antes».

Próximamente el rover Curiosity perforará una roca de esta zona para proporcionar una visión más detallada de la cambiante composición mineral de estas rocas. Es una zona con características geológicas únicas y pronto aprenderemos más de estas.

En su recorrido reciente el rover Curiosity también realizó un avistamiento de rocas de formas puntiagudas, extrañas en el planeta rojo. Según explicó la NASA en un comunicado de la semana pasada, el rover fotografió las rocas con su cámara de mástil, o Mastcam, el 15 de mayo de 2022, el día marciano número 3.474, o sol, de la misión. Las rocas se encontraron en el Monte Sharp, la montaña de 5 kilómetros de altura que el Curiosity lleva escalando desde 2014.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.