Por qué no debes tener una tarántula mexicana de mascota

Foto: Piqsels

México es uno de los países con mayor diversidad de tarántulas en el mundo, ocupando el segundo lugar, esto ha propiciado que sea uno de los animales más populares y buscados como mascotas, no obstante, eso no indica que sea fácilmente aprobado por la ley, pues son consideradas como animales exóticos y como una especie endémica.  

De acuerdo con el portal National Geographic las tarántulas son más vulnerables a la caza furtiva debido a su longevidad pues pueden vivir hasta 30 años, esta característica, así como su ciclo reproductivo y su apariencia desencadena que sean compradas por coleccionistas, entusiastas o criadores por grandes cantidades de dinero. 

Las tarántulas del género de Brachypelma, son de naturaleza dócil debido a ello son consideradas como candidatas ideales para ser las mascotas de jóvenes y adultos en diversos países, pues a pesar de ser originarias de la costa pacífica de México, especialmente la tarántula de anillos rojos (Brachypelma smithi), son trasladadas a diversos países de América, Asia y Europa.  

A pesar de ser arácnidos sumisos, si se sienten realmente amenazados no dudaran en morder e inyectar su veneno, aunque es leve y no representa ningún riesgo mortal para el ser humano. La sensación se puede confundir con la picadura de una abeja, pues los síntomas son similares; enrojecimiento, dolor e inflamación leve. 

La crianza es uno de los aspectos que influye para que las tarántulas sean preferidas sobre animales domésticos como los perros o los gatos, pues alimentarlas es relativamente fácil ya que suelen consumir pequeños insectos como chapulines, grillos o cucarachas, no obstante, también son capaces de alimentarse de lagartijas, ranas, roedores o serpientes. Como resultado, controlan el tamaño de poblaciones de estos animales. 

Foto: Gob. México

La idea de tener una tarántula como mascota suele ser atractiva para una gran cantidad de personas, tanto que son expuestas en tiendas de mascotas con toda la normalidad posible, lo que muchos desconocen es que se trata de una de las pocas especies protegidas por la ley. 

En base a la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la tarántula de anillos rojos o rodillas rojas es considerada una especie amenazada a causa de la sobreexplotación a nivel local y mundial, cada vez aumentan los cautiverios para preservar su especie y evitar el peligro de extinción. 

Actualmente, para poseer una tarantula de mascota en México de manera legal se debe solicitar autorización, presentar documentos personales, pagar permisos e inspecciones, asistir a espacios receptores, comprar seguro, entre otros trámites; de modo que las personas prefieren adquirir de manera ilegal a estos arácnidos. 

Las personas que posean grandes cantidades de tarántulas y no cumplan con los criterios antes mencionados pueden recibir diversas sanciones, pues se considera un delito contra la biodiversidad.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.