James Webb ha hecho el seguimiento de un asteroide por primera vez

Concepto artístico del Telescopio Espacial James Webb en el espacio. (Crédito de la imagen: ESA).

Desde inicios de mayo el Telescopio Espacial James Webb se encuentra su última fase de preparación que incluye actividades para la puesta en servicio. Durante el cual le permite profundizar en los detalles de los instrumentos científicos, el corazón de Webb. La buena noticia es que avanza de maravilla, ahora Webb ha perseguido su primer asteroide.

Durante esta última preparación, el telescopio dirige la mirada a diferentes objetos del espacio, incluso a los que están en movimiento aparente rápido como los planetas, satélites, asteroides y los cometas de nuestro sistema solar. Decimos movimiento rápido «aparente» debido a que en realidad todos los cuerpos se desplazan a grandes velocidades, solo que las enormes distancias les hace verse casi inmóviles.

“Webb tiene que ser capaz de fijar estos objetos y seguirlos con suficiente precisión para obtener imágenes y espectros. El equipo de Webb ha completado recientemente la primera prueba de seguimiento de un objeto en movimiento. La prueba verificó que Webb podía realizar ciencia de objetivos en movimiento. A medida que avancemos en la puesta en marcha, probaremos otros objetos que se mueven a distintas velocidades para comprobar que podemos estudiar con Webb objetos que se mueven por todo el sistema solar”, afirma la NASA en un comunicado.

El objeto de movimiento rápido seleccionado fue un pequeño asteroide en el Cinturón Principal: 6481 Tenzing, denominado así por Tenzing Norgay, el famoso guía de montaña tibetano que fue una de las primeras personas en llegar a la cima del Monte Everest.

¿Por qué un objeto del sistema solar? La mayoría de los objetos astronómicos están tan lejos que parecen estar inmóviles en el cielo. Sin embargo, esto no ocurre con los planetas, los satélites, los asteroides y los cometas de nuestro sistema solar. En las actividades de puesta en marcha de instrumentos, Webb observa objetivos en movimiento probando cada instrumento.

Las observaciones científicas iniciarán cuando finalice la fase de puesta en marcha de instrumentos. En total tarda aproximadamente 2 meses, pero como ya lleva unas 3 semanas en este proceso, estamos más cerca del gran momento. Podría empezar a explorar el universo como nunca tan pronto como en un mes y medio.

Webb llegó a su destino a finales de enero, desde entonces se encuentra orbitando el punto 2 de Lagrange (L2), a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección contraria al Sol. ¡Es una maravilla de la ingeniería de casi 10.000 millones de dólares y actualmente es el principal observatorio de ciencia espacial del mundo! Se considera como el sucesor del legendario telescopio espacial Hubble, pero no un reemplazo, ya que las misiones serán complementarias mientras sus instrumentos continúen funcionando.

A diferencia del Hubble, Webb está diseñado para ver la luz infrarroja. Las longitudes de onda más largas del infrarrojo penetran más fácilmente en el polvo, lo que permite ver con mayor claridad; además, permite a los científicos retroceder en el tiempo gracias a un fenómeno llamado desplazamiento al rojo. El telescopio actúa como una poderosa máquina del tiempo, lo que permitirá durante sus observaciones científicas capturar la luz que ha estado viajando por el espacio desde hace 13.500 millones de años, cuando se formaron las primeras estrellas y galaxias en la oscuridad del universo primitivo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.