El uso del «vaper» puede alterar distintos órganos en las personas, según un estudio

El “vaper” es un dispositivo que se ha popularizado en los últimos años con una tendencia en aumento de su uso en personas jóvenes o adolescentes. Los riesgos para la salud a largo plazo aún no están del todo establecidos debido a que tienen relativamente poco tiempo en el mercado y a que estos suelen actualizarse de forma muy rápida, a pesar de ello se ha descrito que podría existir cierta relación de estos cigarros electrónicos con problemas graves en la salud de las personas y, reportes actuales han indicado efectos tóxicos y alteración en la función de las células del sistema respiratorio.

En un estudio publicado recientemente en la revista eLife se reportan y describen los efectos encontrados tras la inhalación de un dispositivo de vapeo específico con una exposición de 20 minutos, tres veces al día durante 3 meses en un modelo biológico animal. Los hallazgos encontraron afectaciones no solo en los pulmones, que es uno de los primeros órganos en contacto directo con el vapor de estos dispositivos, sino también en el cerebro, corazón y colón; la alteración específica en todos los órganos se dio en cuanto a los estados inflamatorios, muchos de los cuales preceden a cierto tipo de patologías.

Cerebro

Al parecer fue uno de los órganos con mayor atención en el estudio y que causó mayor preocupación en los investigadores debido a que se observó neuroinflamación determinada por el aumento en distintos marcadores inflamatorios, el hallazgo se determinó en dos zonas específicas del cerebro, el núcleo de accumbens y el hipocampo. Se ha descrito que los procesos neuroinflamatorios, como los encontrados en el reporte, en el núcleo de accumbens se relaciona con ciertos trastornos neurológicos, mientras que, en el hipocampo, área que regula funciones de aprendizaje y memoria, este tipo de alteraciones pueden inducir un deterioro cognitivo, por lo cual se sugiere que el uso de estos dispositivos, sobre todo a largo plazo, podría afectar estas áreas descritas y contribuir a la generación de enfermedades neurológicas de importancia.

Corazón

El estudio en este órgano también demostró una mayor susceptibilidad a procesos inflamatorios derivamos de la exposición, estas señales de inflamación en el corazón pueden volverse patológicas y potencialmente generar estados de insuficiencia y lesiones cardíacas o hasta infartos que son eventos que se han visto relacionados con patologías que generan este tipo de inflamación y posteriores problemas cardiacos relacionados.

Colon

En este órgano en especifico se observó un efecto particular en el cual se determinó un aumento de señales inflamatorias durante el primer periodo de evaluación con un descenso de éstas tiempo después. Describen los autores del artículo que «el cuerpo puede adaptarse a estos cambios y regular negativamente estos marcadores de manera significativa a través de algún mecanismo, vía o interacción aún no identificados (…) Queda por definir si esta adaptación inflamatoria es beneficiosa o perjudicial para la salud general del colon.»

Pulmones

Los análisis en los pulmones indicaron que potencialmente los químicos en estos órganos pueden alterar los estados inflamatorios, existe evidencia contundente de esto en otros reportes analizado igualmente en modelos de animales, en este caso solo se encontró una alteración en la expresión génica que podría indicar una alteración celular a manifestarse en un periodo de tiempo más largo.

Los hallazgos aquí encontrados en particular describen las alteraciones inflamatorias encontrados en estos órganos que se deben de tomar como resultados preliminares que contribuyan en la comprensión de cuáles son los efectos de los componentes químicos de los cigarros electrónicos en la salud.

Se debe tomar en cuenta que para establecer de forma definitiva los riesgos en la salud, se requieren realizar un gran número de estudios que permitan describir esto, además de que la evaluación y seguimiento del estado de salud ante exposiciones más prolongas deben de tomarse en cuenta debido a que esto podría imitar mejor la exposición real que tienen los consumidores de este producto.

En el mismo contexto se sabe que los dispositivos en el mercado tienen diferente composición, así que los análisis también deben de centrarse en evaluar estas diferencias. Al parecer, la investigación de los efectos augura un camino largo, pero estudios como estos que revelan alteraciones en ciertas vías de señalización en los órganos pueden ayudar a comprender los efectos adversos en conjunto con los reportes clínicos que relacionan ciertas afecciones patológicas con el consumo de estos productos.

El reporte completo lo puedes encontrar en: eLife

Comparte ciencia, comparte conocimiento.