Un estudio científico demuestra por qué el estrés produce canas

Durante mucho tiempo la comunidad científica lleva preguntándose ¿Cuál es el mecanismo que causa la decoloración súbita del cabello?, ahora científicos de la prestigiosa Universidad de Harvard, han descubierto cómo ocurre este proceso. 

“Queríamos entender si la conexión entre estrés y canas en el pelo es verdadera y, de ser así, como el estrés conduce a cambios en diversos tejidos, como la pigmentación del cabello”, expresó la especialista en biología celular Ya-Chieh Hsu.

El equipo de neurólogos dirigidos por la citada profesora, llevó a cabo una investigación cuyas conclusiones fueron publicadas en  la revista Nature. Para ello, primero tuvieron que reducir que sistema era responsable de conectar el estrés con el color del cabello. 

El estudio fue realizado con ratones de laboratorio. Como primera hipótesis se planteó que el estrés causa un ataque a las células productoras de pigmento. Sin embargo, al realizar una comparación con los ratones que carecían de las células productoras observaron que mostraban canas. 

Como siguiente hipótesis se recurrió a la hormona cortisol, pero al eliminar la glándula suprarrenal de los ratones para que no produjeran hormonas similares al cortisol, su pelo seguía volviéndose gris bajo estrés.  Después de descartar estas hipótesis, el equipo de investigación se centró en el sistema nervioso simpático.

Los especialistas descubrieron que durante un episodio intenso y prolongado de estrés se activan los nervios que son parte de la respuesta de lucha o huida.  El sistema nervioso estimula el organismo para dar respuesta ante la amenaza que se presenta, se trata de un “mecanismo de ayuda”. Los nervios del sistema se extienden por la piel y el estrés provoca que los nervios liberen norepinefrina, un neurotransmisor absorbido por las células madre regeneradoras de los pigmentos. 

“El estrés agudo se ha considerado tradicionalmente beneficioso para la supervivencia de un animal. Pero, en este caso, el estrés agudo causa el agotamiento permanente de las células madre”, explicó Bing Zhang, autor del estudio. 

Los científicos llegaron a la conclusión de que el responsable es el sistema nervioso simpático, dado que ante un episodio intenso de estrés, se sobreestimulan las células madre, que dejan  a los folículos sin melanocitos (las células de la piel y los ojos, responsables de la pigmentación). 

Para hacer esto posible se realizó “una combinación de adrenalectomía, denervación, quimiogenética, ablación celular y desactivación del receptor adrenérgicos específicamente en las células madre de melanocitos”, comentó la experta 

La investigación ha sido publicada en la revista Nature.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.