¿Cuáles son las diferencias entre la cebolla morada y la blanca? La respuesta te sorprenderá

Uno de los ingredientes que no puede faltar en la cocina por si inigualable sabor y participación en gran cantidad de platillos, es la cebolla, un bulbo carnoso y jugoso de sabor fuerte que, ya sea cruda o cocida, deja un delicioso sabor en la comida.

Allium cepa, comúnmente conocida como cebolla, es una planta herbácea bienal perteneciente a la familia de las amarilidáceas. Es la especie más cultivada del género Allium, el cual cuenta con varias especies que se denominan «cebollas» y que se cultivan como alimento principalmente.

De acuerdo con un artículo, la cebolla tiene una fuerte presencia en la gastronomía mexicana y «en México, el consumo por habitante es de 10 kg. Es la tercera hortaliza que más se produce en el país con una participación en la producción nacional de hortalizas de 9.4%».

Dentro de las variedades de cebolla que existen, las más comunes son las cebollitas cambray (Allium fistulosum), la cebolla blanca y la cebolla morada, siendo estas últimas motivo de debate, ya que muchas personas se han cuestionado qué bulbo es mejor implementar en sus preparaciones.

Diferencias entre la cebolla morada y la blanca

Seguramente en algún momento has utilizado o consumido cebolla morada o blanca, pero no sabes si tienen un sabor diferente y aquí te lo decimos.

Cebolla morada

Ciertamente, lo que define la implementación de una u otra variedad de cebolla a la hora de cocinar, es el platillo en el que se vaya a implementar, ya que, de acuerdo con los expertos, además del color, estos bulbos presentan pequeñas diferencias que las hacen ideales para un guiso o para otro.

Por un lado, la cebolla morada es más utilizada en forma cruda debido a que su sabor es más tenue y dulce.

La cebolla morada resulta ideal para encurtidos, donde desfila acompañando platillos como ensaladas, cochinita pibil y hasta mixiotes.

Cebolla blanca

A diferencia de la cebolla morada, la cebolla blanca tiene un sabor más fuerte que, incluso se puede detectar desde que se adquiere, ya que su intenso olor se impregna rápidamente en el hogar.

Estas características hacen que las personas consuman este bulbo cocido, implementando su uso en caldos o guisos, pero, también rebajando su sabor al ser molida en crudo con otros ingredientes para la elaboración de aderezos y salsas.

Cabe destacar que existe gente que encuentra un grato placer en ingerir cebolla blanca cruda y esta práctica no tiene ninguna consecuencia negativa, al contrario, fortalece el sistema inmunológico debido a las propiedades, vitaminas y minerales que contiene.

Además de hacernos llorar, parece que la cebolla blanca o morada puede ser muy efectiva en la lucha contra el cáncer. Un grupo de científicos descubrió que la piel externa de la cebolla es rica en un conjunto de sustancias que ayudan a prevenir el cáncer, de acuerdo a un estudio publicado en Food Research International.

«Las cebollas activan vías que alientan a las células cancerosas a sufrir la muerte celular. Promueven un entorno desfavorable para las células cancerosas e interrumpen la comunicación entre las células cancerosas, lo que inhibe el crecimiento», expresa Murayyan, autor principal del estudio.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.