Cómo limpiar y desinfectar la escobilla de baño: trucos definitivos para dejarla impecable

Cómo limpiar la escobilla de baño.

Las escobillas de baño son uno de los objetos más importantes en cuanto a limpieza, pero también uno de los más sucios. Uno de los errores más comunes es olvidar que este cepillo debe de ser limpiado cada vez que es utilizado, pero parece pasar desapercibido, piensa cuándo fue la última vez que lo desinfectaste. En el siguiente artículo te diré una de las maneras en las que puedes limpiar este cepillo para mantenerlo limpio y libre de gérmenes tras cada uso. Así que, si quieres saber cómo mantenerlo limpio, entonces sigue leyendo porque enseguida te lo digo.

Limpia la escobilla

Limpiar la escobilla no es una tarea difícil si lo haces con el truco correcto, en este caso lo único que necesitarás es un poco de vinagre o bien el detergente de tu preferencia. Al terminar de utilizar la escobilla será necesario enjuagarla muy bien (puedes utilizar agua tibia para mejores resultados). El siguiente paso es hacer una mezcla de agua y un par de chorros de vinagre o el detergente que vayas a agregar, sumerge la escobilla y muévela de tal modo que gire, después deja reposando durante 3 minutos. Para finalizar, enjuaga muy bien hasta eliminar el resto del producto y deja secar. Verás que la escobilla estará como nueva.

Desinfecta

Para desinfectar, lo más recomendable es utilizar lejía, sobre todo si la escobilla está muy sucia y manchada. Lo único que debes hacer es buscar algún recipiente en que haya suficiente espacio para sumergir la escobilla, después agrega la mitad de agua fría y unos cuantos chorros de lejía, recuerda tomar las precauciones adecuada. Una vez hecho esto sumerge la escobilla (ten cuidado de que el agua no se derrame pues la lejía podría causar un accidente), después deja reposando durante 1 hora y saca. Para concluir, enjuaga muy bien hasta eliminar todos los restos de lejía, y deja secar. Verás que la escobilla estará libre de manchas.

Mantén precauciones al utilizar lejía

Asegúrate de estar preparado, se necesita el uso de protección para manipular esta sustancia. Esto es lo que recomienda el Centro Canadiense de Salud y Seguridad Ocupacional:

  • Protección para los ojos/la cara: Use gafas de seguridad química. También puede ser necesario un protector facial (con gafas de seguridad).
  • Protección de la piel: Use ropa de protección química, por ejemplo, guantes, delantales, botas. En algunas operaciones: use un traje de encapsulación de cuerpo completo de protección química y un aparato de respiración autónomo.
¿Cada cuánto debe de lavarse?

Lo ideal es lavar la escobilla después de cada uso, pues todas las bacterias que estaban en la superficie sucia del inodoro se pasan a este cepillo, por lo que es de suma importancia no tener un objeto así de sucio un lado de tu inodoro. En cuando a darle una desinfección profunda, debes hacerlo por lo menos una vez al mes. También es importante tomar en cuenta que el soporte necesita ser limpiado, pues al igual que el cepillo este se ensucia, Lo más recomendable es limpiar el soporte cada semana, sobre todo porque está expuesto directamente a todos los gérmenes del baño.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.