La mejor forma de limpiar y regar tus cactus sin matarlos: hazlo de manera adecuada

Tener plantas en tu hogar puede cambiar por completo la armonía del mismo, dándolo un toque de vida y frescura a los rincones más oscuros o vacíos.

Además de contar con una gran diversidad de formas, colores y tamaños, las plantas también pueden generar una sensación de tranquilidad, siempre y cuando estás no empiecen a marchitarse.

Si eres amante de las plantas, pero consideras que es muy difícil mantener una en buenas condiciones, es recomendable iniciar con aquellas que no demanden tantos cuidados; siendo las suculentas y cactáceas una excelente opción.

Las cactáceas y suculentas son plantas que cuentan con un órgano especializado para albergar gran cantidad de agua, mismo que les confiere la característica de presentar hojas y tallos carnosos.  Gracias a este almacenaje de líquidos, son un grupo flora que no requiere riegos constantes, facilitando así, su cuidado.

Sin embargo, estas plantas son altamente atacadas por diversas plagas, siendo la cochinilla algodonosa una de las más comunes, al igual que, ser regadas con exceso, favoreciendo la pudrición de alguno de sus órganos.

Para evitar que cometas estos errores, te diremos la manera adecuada de regar y limpiar tus cactus, a continuación.

¿Cómo limpiar y regar los cactus?

Los cactus requieren de luz solar, por lo que se recomienda colocar cerca de una ventana terraza o patio donde reciba gran cantidad de esta. También es importante que cuenten con un buen sustrato para la expansión de sus raíces y captación óptima de agua; por lo que se recomiendan materiales porosos que permitan el drenaje, ya que de esto depende que nuestro riego sea todo un éxito.

La forma correcta de regar los cactus dependerá mucho del tamaño de cada uno, así como la exposición al sol, siendo el cambio de color del sustrato (aproximadamente cada 7 a 15 días), el mejor indicador para humedecer lo suficiente la tierra, sin dejar encharcamientos.

Así como es importante tener un regado adecuado, eliminar las partículas de polvo, suciedad y algunos animales oportunistas, es fundamental para procurar la salud y crecimiento óptimo de nuestra planta.

¿Cómo limpiar los cactus?

El polvo que se encuentra en nuestro hogar es una mezcla de desechos de insectos, restos de comida, arena, y en gran parte, de células muertas de los integrantes del hogar; al igual que del pelaje de las mascotas.

La composición del polvo aumenta en exteriores al encontrarse más cantidad de partículas y pueden afectar severamente el desarrollo de tu planta, te diremos por qué a continuación.

En la epidermis de las plantas (paredes), se encuentran unas estructuras porosas de la parte aérea de las plantas que se encargan del intercambio gaseoso e hídrico con la atmósfera, llamadas estomas.

Cuando la cantidad de polvo se deposita sobre los cactus, estos poros se pueden tapar, impidiendo la captación óptima de luz solar y el proceso de fotosíntesis, por lo que resulta fundamental eliminar el exceso de polvo, llevando a cabo una buena técnica que no comprometa el tejido de la planta.

Logra excelentes resultados con los siguientes pasos.

  1. Utiliza pinceles suaves con mango largo, que te permitan mantener tus dedos alejados de las espinas, al mismo tiempo que facilita la limpieza de zonas difíciles de alcanzar.
  2. Solo tienes que humedecer un poco con agua filtrada o destilada el pincel y pasarlo por toda la superficie del cactus o crasa que puedas, evitando dañar el tejido o las espinas.
  3. Puedes repetir el proceso hasta eliminar la mayor cantidad de suciedad y ahora solo queda aguardar a que la poca agua que has usado se seque del todo y gozar de los resultados.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.