Cómo suavizar los pies: trucos para hidratar y remover la piel dura

Suaviza tus pies.

Los pies son una de las partes más relevantes del cuerpo humano y también una de las que más se maltratan, por dicha razón es importante darles un trato adecuado. En el caso de esta zona de la piel suele resecarse causando un mal aspecto e incomodando, es por dicha razón que en el siguiente artículo te diré cómo puedes hidratar tus pies para dejarlos suaves y tersos.

Hidratante adecuado 

Para empezar, es importante tomar en cuenta que para suavizar los pies y los talones es necesario utilizar el humectante adecuado. En este tipo de caso donde los pies estén resecos Medical News Today recomienda utilizar humectadores emolientes para mejores resultados. Estas son sustancias que permiten una hidratación en la piel manteniendo el agua en ella, evitan la resequedad y aportan flexibilidad y suavidad a tu piel. Ayudan a frenar e hidratar la resequedad extrema impidiendo la perdida de agua en la piel. Este tipo de humectantes penetran a la capa externa de nuestra piel, haciendo de este un remedio ideal para acabar con la resequedad de tus pies.  Se debe tomar en cuenta que la piel de algunas zonas del pie, principalmente las del talón son 3 veces más gruesa que la del resto del cuerpo, por lo que este tipo de cremas serán de gran ayuda, suavizando e hidratando. Puedes encontrar este tipo de tratamientos en cualquier farmacia de tu localidad, o bien en alguna tienda especializada en la dermatología.

Utiliza calcetines de algodón

Un gran truco para humectar los pies (sobre todo a la hora de dormir) es utilizar calcetines de algodón y algún hidratante. Hacer esto te permitirá mantener la humedad en tus pies. Solamente necesitarás un par de calcetines de algodón y vaselina o algún aceite esencial hidratante (puedes probar con el aceite de almendras o aguacate). Cada noche antes de dormir aplica la vaselina o el aceite en todo tu pie, (puedes hacerte un masaje para estimular el flujo de sangre). Ponte tus calcetines y déjalos toda la noche, al despertar por la mañana retira los calcetines y lava muy bien tus pies (puedes hacerlo con agua tibia). Listo, de esta manera los talones se sentirán mucho más suaves. Puedes ponerlo en práctica todas las noches para que tus pies se mantengan en constante hidratación.

Exfoliación

Uno de los puntos más importante para una piel suave es remover el exceso de células muertas. Para esto puedes hacer tu propio exfoliante natural Para aprovechar como removedor de células muertas, solamente necesitarás una taza de azúcar morena y una de aceite de almendras, incorpora bien los dos ingredientes y crea una mezcla. Cuando el exfoliante esté listo deberás de hidratar tu piel para poder aplicar en la zona que quieras liberar de celulas muertas. Deja reposando un par de minutos y realiza movimientos circulares de tal manera que el azúcar talle la piel, procura no hacerlo muy fuerte para evitar lastimarte. Por último, retira los excesos de la piel y vuelve a hidratar con la crema de tu preferencia.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.