Virus de Coxsackie: ¿Cómo se contagia y cuáles son los síntomas?

Las guarderías y estancias infantiles son lugares en donde los padres de familia dejan a sus hijos con mucha confianza, debido a que han demostrado ser lugares muy seguros y estos permiten que ellos puedan trabajar o realizar sus actividades cotidianas.

En la mayoría de estas instituciones tienen protocolos de seguridad bastante rigurosos y cumplen con las normas sanitarias para salvaguardar la integridad de los niños. Sin embargo, pese a todos los cuidados que se pueden llegar a tener, existen factores invisibles que puedan afectar a los niños. Nos referimos de manera concreta a los microorganismo patógenos, tales como bacterias, hongos o virus.

Las estancias tienen también manuales de limpieza para mitigar y eliminar a estos bichos que puedan afectar la salud de los niños, pero no siempre funcionan al 100%.

En las estaciones de verano y de otoño, los niños pueden enfermar con el virus Coxsackie, también llamada Enfermedad de Boca, Mano, Pie. Esta enfermedad es sumamente contagiosa.

El virus

El agente que lo causa es el virus Coxackie A16 y el enterovirus humano 71, también se hna reportado otros enterovirus de la clase A. Estos virus pertenecen a la familia picornavirus, son virus cuyo material genético es RNA monocatenario.

Contagio

Como se mencionó anteriormente, este virus es altamente contagioso. Las vías comunes de infección son de persona a persona, a través de manos sucias y superficies contaminadas. Otra de las vías más comunes de contagio es por medio de gotas de líquido que se esparcen por el aire, cuando una paciente infectado tose o estornuda.

Síntomas

Los síntomas característicos de esta enfermedad son: ampollas rojas y dolorosas en la garganta, la lengua, las encías, el paladar, el interior de las mejillas, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Estas ampollas también pueden aparecer en la región de los glúteos.

En casos muy raros, puede provocar cuadros más graves como: meningitis viral, una infección de las membranas que rodean al encéfalo y la médula espinal. Encefalitis y en casos más raros miocarditis, infección en el tejido del corazón.

Recomendaciones

Para prevenir la enfermedad se recomienda realizar: lavado de manos frecuente, se debe evitar compartir utensilios y alimentos, evitar saludo de beso y contacto físico, desinfectar los utensilios empleados por las personas infectadas, realizar estornudo de etiqueta (cubrir nariz y boca). Por último, es importante realizar la limpieza y correcta desinfección de las áreas de uso común.

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad, por lo que los médicos dirigen tratamientos enfocados a tratar los síntomas. Algo que es muy importante destacar es que es una infección viral, no se recomienda el uso de antibióticos para tratamiento, pues no tendrá ningún efecto benéfico, contrario a esto, podría generar resistencia a antibióticos y alterar la microbiota normal de los niños, lo cual es más contraproducente.

En el caso de que estos síntomas aparezcan, es sumamente importante llevar a los niños con sus pediatras de confianza e informar a la guardería o estancia, para que las medidas de contención se activen.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.