5 usos desconocidos de las bolsas herméticas que te sorprenderán

Usos desconocidos.

Incluso si no eres fan de la cocina, las bolsas herméticas se han vuelto básicas para almacenar todo tipo de objetos de una manera practica y sin ocupar mucho espacio como lo podría hacer una caja. Por suerte existen algunos usos de este tipo de bolsas que probablemente no conocías y que podrían ser de gran utilidad. Toma nota porque a continuación te digo 5 maneras de aprovechar al máximo las bolsas herméticas.

Compresas

Las bolsas herméticas pueden ser una gran alternativa a las compresas que se utilizan para calmar el dolor muscular causado por algunas lesiones. Si no tienes una compresa no te preocupes, ya que podrás hacer una desde casa donde lo único que necesitarás será una bolsa hermética y algún líquido para congelar (detergente para platos podría funcionar). Introduce la bolsa al congelador hasta que el líquido quede como roca y aplica en el área afectada. Verás que será que será de gran ayuda y sustituto. Si la lesión es grave o el dolor persiste, lo más recomendable es ir con un médico especialista.

Organizar

Las bolsas herméticas también pueden ser una muy buena opción como organizador. Sobre todo, cuando planeas viajar y necesitas una manera sencilla y practica para guardar tus pertenencias. Puedes guardar cremas, cosméticos e inclusive cosas de metal para que sea mucho más rápido identificar ese tipo de objetos.

Protector de agua para el móvil

Mojar el celular puede ser un error muy lamentable, ya que, aunque muchas marcas suelen incluir el «resistente al agua», corre el riesgo de descomponerse. Por suerte puedes aprovechar las bolsas herméticas para sacarte de apuros e inclusive poder utilizar el celular en zonas con agua como la playa, una piscina, tina de baño, entre otros. Lo único que debes hacer es introducir el celular a la bolsa hermética y sacarte el aire, después ciérrala muy bien (utiliza una bolsa plástica con cierre de preferencia) y estará listo. Será realmente útil, pues la pantalla táctil seguirá reaccionando aún con el plástico encima.

Duya 

Este uso es un poco más común para las bolsas herméticas, especialmente si eres amante de la repostería y te encanta decorar pasteles. Puedes agregar la mezcla de crema batida, betún o cualquier otra masa, después haz un orificio en la esquina y lleva el contenido a hacia ese orificio para que sea manejable y puedas agregar a los pasteles.

Masa

Por último, puedes amasar fácilmente utilizando una bolsa hermética. Una de las cosas más molestas al momento de amasar es ensuciarse las manos y que queden pegajosas. Esto ya no será un problema ya que podrás meter la mezcla en la bolsa y amasar para evitar mancharte. Procura sacar todo el aire antes de amasar, pues de lo contrario el plástico podría romperse y hacer todo un desastre. Por otro lado, puedes separar la masa por colores en estas bolsas, de este modo será mucho más práctica de almacenar, ahorrar espacio, así como mantener fresca la masa y evitar que se arruine.

Artículos recomendados: Cosas que nunca debes guardar en el cajón de la cocina

Cosas que nunca debes guardar en el cajón de la cocina: evítalos a toda costa

Comparte ciencia, comparte conocimiento.