Cómo eliminar el óxido de las cerraduras: trucos para dejarlas relucientes

Elimina el óxido.

Es bastante común notar la presencia de óxido en las cerraduras de la puerta del hogar, pues muchas veces llegan a mojarse o con el paso del tiempo estas se ven afectadas. Las puertas son una de las partes más importantes del hogar, por lo que es necesario mantener sus cerraduras limpias e impecables. Por suerte esto no es una tarea difícil, ya que existen trucos que te permitirán hacerlo de una manera sencilla y práctica. A continuación, cómo eliminar el óxido de las cerraduras.

Vinagre

El vinagre es una de las sustancias más eficaces para remover el óxido. Solamente debes verter por toda la cerradura (puedes rociar con algún atomizador) Deja que repose durante unos minutos y limpia. Es importante que seques muy bien después de realizar el procedimiento. Verás que la cerradura quedará como nueva.

Limón y sal

El limón y la sal es uno de los métodos más sencillos de remover el óxido de las superficies. Para ejecutar este método será necesario partir en dos un limón, exprímelo sutilmente y llena su superficie de sal. Una vez que hayas preparado el limó, pásalo por toda la cerradura, poco a poco el óxido se irá removiendo, utiliza la otra mitad de limón si es necesario, después deja reposar durante algunos minutos y talla con un cepillo, limpia y seca.

Jabón para platos

El jabón para platos también puede ser una manera bastante eficaz de retirar las manchas de óxido que reposa sobre las cerraduras. Con ayuda de un cepillo de dientes aplica jabón en la cerradura y talla hasta remover el mayor óxido que se pueda. Limpia con agua caliente (ten cuidado de no quemarte) y seca muy bien. Puedes complementar con los trucos anteriores para mejores resultados.

Acetona

La acetona es otro de las mejores sustancias para eliminar el óxido de este tipo de superficies. Para esto solamente necesitarás mojar un paño con esta sustancia y mojar la cerradura hasta dejarlo empapado. Deja reposar por 10 minutos y cepilla, cuando logres retirar todos los restos de óxido, limpia y sea.

Otras recomendaciones 

Ahora que sabes cómo eliminar el óxido de las cerraduras, es importante que sepas cuál es la manera correcta de dar mantenimiento para que esto no vuelva a ocurrir. Para esto, el sitio web de Lock Smiths Pros da las siguientes recomendaciones.

Mantenga sus puertas y cerraduras limpias: No es necesario que restriegue el metal de sus cerraduras, pero es imprescindible mantenerlas secas en las estaciones húmedas y controlar los daños relacionados con la condensación. ¡Es imperativo que use un limpiador que no sea abrasivo, que corroa el metal o que contenga vaselina, ya que estos productos químicos causarán estragos en sus mechones!

Aceita regularmente los mecanismos de tu puerta: Las manijas, las barras protectoras (barras de metal colocadas en el medio de una puerta, que permiten abrirla apoyando su peso contra ella), las cerraduras, las placas y los tornillos deben engrasarse para que funcionen al máximo nivel. Se recomienda hacer esto una vez cada tres meses.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.