Por qué no debes enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas

Lavar los platos puede resultar para muchos una actividad relajante, mientras que, para otros, esto se puede volver en un verdadero fastidio.

Sin importar si eres de los que disfruta realizar esta actividad o no, es una práctica que se debe de hacer de manera constante en el hogar. Gracias al uso de la tecnología, se ha facilitado en gran medida la realización de diferentes tareas en nuestra vida cotidiana, un ejemplo de esto es, los lavavajillas.

Los lavavajillas es un electrodoméstico que, como su nombre lo dice, sirve para lavar los trastes que se colocan dentro de él,  junto con una cantidad estipulada de detergente y de esta forma, las personas no tendrán que preocuparse por llevar a cabo esta actividad.

A pesar de lo práctico que puede resultar el uso de este electrodoméstico, se tiene que tener en cuenta las instrucciones del fabricante y el acomodo de los objetos dentro del mismo, para optimizar y garantizar un buen resultado.

Una de las prácticas más comunes que realizan las personas es, enjuagar los platos antes de ingresarlos al electrodoméstico, algo que es del todo incorrecto y te diremos por qué.

¿Por qué no se debe enjuagar los platos antes de meter al lavavajillas?

Las personas realizan esta acción con la finalidad de obtener un mejor resultado a la hora de accionar el electrodoméstico, pensando en garantizar que los platos queden sin ningún rastro de suciedad, sin embargo, esto genera un incremento en el uso de agua potable, dejando de existir así, un ahorro en el consumo del líquido vital.

De acuerdo a empresas especializadas dentro del sector, al igual que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), recalcan la importancia de no realizar esta práctica antes de meter los platos al lavavajillas.

Después de la fase de lavado, los lavavajillas funcionan a una alta temperatura, lo que garantiza que los platos y utensilios quedarán perfectamente limpios al finalizar el ciclo.

El hecho de que las personas coloquen los platos enjuagados dentro del lavavajillas no solo incrementará la factura del agua, también se hará el gasto energético que demanda el electrodoméstico.

Otra de las consecuencias de llevar a cabo esta mala praxis es, que, al contar con los platos técnicamente limpios, el detergente para trastes que se utilice no será aprovechado de la manera óptima, considerándolo así, un desperdicio.

Recordemos que el fin de este electrodoméstico es aligerar la carga de tareas en el hogar, mediante el implemento de la tecnología que facilita las tareas, así que, cuando uno decide enjuagar los platos, también se está invirtiendo tiempo valioso.

Hoy en día, estos aparatos cuentan con altos sistemas tecnológicos que, les permite saber la cantidad necesaria de agua para limpiar los platos.

Cuando uno manipula la vajilla antes del ingreso al electrodoméstico, esta lectura puede no ser del todo correcta, generando que los platos que solamente enjuagaste, no se laven de una manera adecuada.

Así que ahora ya lo sabes, evitar enjuagar los platos antes de ingresaros al lavavajillas, optimizará el funcionamiento del electrodoméstico, disminuirá la factura del agua, al igual que la cantidad de jabón que se use, permitirá que inviertas menor tiempo en esta actividad y contribuirá de manera importante a cuidar el medio ambiente.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.