Finalmente se logró reconstruir el genoma del ancestro común de todos los mamíferos, así es como se vería

Un grupo internacional de científicos realizó una investigación logrando generar a través de un computador el genoma completo del ancestro en común de todos los mamíferos.

De acuerdo a la investigación, El «Morganucodon» que vivió hace 180 a 250 millones de años es lo más lejano que se conoce (hasta ahora) de un mamífero terrestre, considerándolo, el ancestro común más antiguo.

Los investigadores creen que, de este animal descienden todos los mamíferos, tanto marinos como terrestres, entre los cuales podemos incluir a las ballenas y ornitorrincos. El descubrimiento y reconstrucción del genoma permitirá tener un mayor entendimiento de la manera en cómo hemos evolucionado los mamíferos modernos.

Mediante el estudio también se puede interpretar los procesos de conservación de las especies. Para poder llevar a cabo la reconstrucción del genoma, se basaron en la secuencia genómica de alta calidad de 32 de las especies vivas que representa la información genética de 23 de los 26 órdenes conocidos de animales que vivieron hace unos 180 millones de años y que incluyen humanos, chimpancés, conejos, manatíes y ganado doméstico.

La investigación también incluyó los genomas de pollos y caimanes chinos como grupos de comparación. Dicho trabajo fue publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

De acuerdo con la investigación, la reconstrucción del genoma muestra que el Morganucodon tenía 19 cromosomas autosómicos, que son los encargados y responsables de controlar la herencia de las características de un organismo fuera de los cromosomas ligados al sexo.

También se encontraron 9 cromosomas (completos y fragmentados) y el orden en el cuál se encontraron estos genes, es igual al que presentan las aves modernas.

«Este notable hallazgo muestra la estabilidad evolutiva del orden y la orientación de los genes en los cromosomas durante un período evolutivo prolongado de más de 320 millones de años», dijo Harris Lewin, profesor distinguido de evolución y ecología en la Universidad de California.

El gremio científico sigue en constante estudio que ayude a esclarecer las dudas planteadas respecto al origen de las especies (incluido el ser humano), desde la existencia de vida en la Tierra. Una de las áreas con mayor número de paradigmas es la evolución y sin duda alguna, este estudio permite «comprender la genética detrás de las adaptaciones que han permitido que los mamíferos prosperen en un planeta cambiante durante los últimos 180 millones de años», de acuerdo a lo explicado por la coautora de la investigación, Camilla Mazzoni, jefa de “Genética evolutiva y de conservación” en el Centro de Genómica de Berlín en Líder del Grupo de Investigación en Biodiversidad e Investigación en Genómica Evolutiva y de la Conservación en el Departamento de Genética Evolutiva de Leibniz-IZW.

El antepasado más antiguo de los mamíferos probablemente se parecía a este animal fósil, Morganucodon, que vivió hace unos 200 millones de años.

Algunos de los genomas que se han reconstruido son parte del trabajo en conjunto del proyecto denominado Earth Biogenome Project.

Dicho proyecto tiene como objetivo secuenciar, catalogar y caracterizar los genomas de toda la biodiversidad eucariota de la Tierra durante un período de diez años, de acuerdo a lo expresado en su página web.

Para más información consulta: Proceedings of the National Academy of Sciences.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.