Razones por la que es malo (muy malo) usar el celular en el baño

Llevar el celular al baño tiene grandes riesgos.

Los teléfonos inteligentes hoy en día se han convertido en el compañero favorito de una gran parte de la población. La necesidad de estar cerca del móvil es tal que se llega a usar hasta en el baño, ¿también lo haces? Si eres de los que lleva a cabo esta práctica, no estás solo, las encuestas han revelado cifras de que 9 de cada 10 personas llevan su teléfono inteligente al baño. Sin embargo, esto podría ser una práctica peligrosa y es necesario tomar medidas al respecto.

Gérmenes, gérmenes y más gérmenes

Hay una increíble cantidad de gérmenes en un móvil, especialmente si no se limpia con frecuencia. Si lo llevas contigo al baño, puede contaminarse con bacterias fecales. Un estudio encontró que los teléfonos de estudiantes de secundaria también pueden albergar E.coli, causante de infecciones intestinales, y otras bacterias desagradables.

Sorprendentemente, una investigación descubrió que la pantalla promedio de un teléfono inteligente está incluso más sucia que el asiento de un inodoro. Los resultados indican que todos los teléfonos inteligentes analizados tenían una cantidad considerablemente mayor de bacterias que un teclado y un mouse de oficina. Esto sí que es realmente perturbador, ¿verdad?

Puede causar hemorroides

Además de exponerse a un exceso de bacterias, llevar el móvil mientras hace sus necesidades en el baño podría causarle hemorroides. En este punto no es que haya una influencia directa del teléfono, sino que el problema radica en el tiempo que pasas en el baño. No hay una investigación sobre el tema, pero los expertos están preocupados.

Healthline habló con la Dra. Karen Zaghiyan, cirujana colorrectal y dijo: «El problema no es el acto en sí de usar un smartphone. Más bien, sentarse en el retrete [ya sea leyendo o simplemente sentándose allí] durante un período de tiempo prolongado puede conducir definitivamente a problemas de hemorroides». Según explica, el sitio de especialización médica, lo recomendable es estar entre 1 y 15 minutos durante esta actividad.

Si necesariamente debe usar el teléfono inteligente en el baño, asegúrese de cerrar el asiento del inodoro después de tirar de la cadena, dice el Dr. Marcos Del Rosario, urólogo de la Clínica CERACOM en Campeche, México. «Con cada descarga, las partículas fecales vuelan por el aire y aterrizan en su teléfono y partes del cuerpo, incluido el cepillo de dientes [si está en el baño de su casa]».

Algunas cifras

Vioguard, una empresa que desarrolla productos que mejoren la eficacia de las estrategias de control de infecciones, encuestó a sus consumidores en los Estados Unidos con el propósito de exponer los hábitos de limpieza de teléfonos celulares de los consumidores. En total participaron 1100 personas y los resultados fueron los siguientes:

  • Las personas más jóvenes (de 18 a 29 años) admitieron usar sus teléfonos en el baño el 93 % del tiempo, independientemente del género.
  • Una de cada tres personas encuestadas admitió no limpiar nunca sus teléfonos y el 75 % admitió limpiarlos menos de una vez al día.
  • Curiosamente, casi el 90% de los encuestados respondió estar de acuerdo en que puede infectarse al tocar superficies sucias.

Un studio a cargo de BankMyCell, que tuvo el objetivo de descubrir el estado actual del uso de teléfonos inteligentes en el baño, arrojó los siguientes resultados:

  • 3 de cada 4 estadounidenses admiten usar su teléfono mientras están en el baño.
  • El 80% de los hombres encuestados admite usar su teléfono en el baño, frente al 69% de las mujeres.
  • El 96% de los estadounidenses menores de 23 años no va al baño sin su teléfono.
  • El 88% de los propietarios de Android usan su dispositivo en el baño, frente a 76% de los usuarios iPhone.

Es alta la cifra de personas que llevan el móvil al baño, y si desea hacer de esto algo más seguro, puede optar por lavarse bien las manos y desinfectar el móvil frecuentemente.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.