Cómo saber si los limones tienen jugo antes de comprarlos

Cómo saber si los limones tienen jugo.

Si estás cansado de hacer las compras y que algunas veces a pesar de escoger los limones más grandes y con mejor aspecto, acabes dándote cuenta de que no son jugosos y se desperdició el dinero, calma que eso puede cambiar. Este artículo será de gran ayuda para esas situaciones. Existen algunos indicios que permiten saber cuándo un limón está en buen estado y si es jugoso. A continuación, te digo como saber si un limón tiene jugo antes de comprarlo.    

Observa su cascara

Antes de hacer tu compra verifica que la apariencia externa del limón sea lisa y no porosa, muchas veces los limones deben de estar lisos y brillosos. Debes de considerar el grosor de la cascara, a veces mientras más gruesa sea la cascara, significa que menos jugo tienen. También verifica la firmeza del limón, si es muy aguado de solo unas zonas, entonces podría ser que esta pasado y probablemente ya no te sirva.

Color uniforme

Al momento de escoger los limones que compraras escoge las piezas que tengan un color más uniforme, si llegan a tener diferencias de color en la cascara lo más probable es que no sirvan o estén dañados. Otro indicio es que mientras más claro sea un limón, más jugoso es en su interior

Peso

El peso que tiene un limón es un punto importante para considerar. Como se mencionó anteriormente, los limones con cascara gruesa son los que menos jugos tienen. Presta atención en el tamaño y peso, deben de coincidir, muchas veces hay limones pequeños que pesan mucho, lo que quiere decir que son más cascara que pulpa. 

¿Cómo extender el tiempo de vida de los limones?

Una vez que se escogieron los limones adecuados, es importante saber cómo extender su tiempo de vida y conservarlos de una manera adecuada. Masterclass da las siguientes recomendaciones para conservarlos por más tiempo:

  1. Mantenga los limones a temperatura ambiente. Los limones enteros pueden durar hasta una semana si los guardas a temperatura ambiente en la encimera.
  2. Guarde los limones en el refrigerador. Los limones enteros pueden durar un mes en el refrigerador si los guarda en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico sellada en el cajón para verduras.
  3. Envuelva los limones cortados. Puede refrigerar mitades de limón y rodajas de limón en el refrigerador durante cinco a siete días en un recipiente hermético o en una bolsa con cierre hermético. También puedes envolver los gajos de limón en una envoltura de plástico para evitar que se sequen.
  4. Exprime los limones. Puede hacer jugo de limones y almacenar el jugo de limón en un recipiente hermético o en un frasco de vidrio cerrado en el refrigerador. El jugo de limón puede durar más de cuatro días, aunque poco a poco perderá su sabor.
  5. Coloque los limones en el congelador. Puedes congelar limones enteros. Pon los limones en una bolsa para congelar y, cuando los necesites, puedes descongelarlos hasta que vuelvan a estar suaves. La pulpa estará blanda, pero aún podrás usar el jugo. Los limones congelados se mantendrán durante tres o cuatro meses.

Realiza estas recomendaciones y verás como tus limones serán los más jugosos y se conservarán por más tiempo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.