Juanetes: qué son y cómo puedo aliviar el dolor   

¿Qué son los juanetes y cómo puedo prevenirlos?

Hay diferentes formas en la que uno puede acabar padeciendo dolor en el pie. Un juanete suele ser una de las causas frecuentes. Si eres de los desafortunados que pasó por una situación de este tipo, quédate porque en este artículo vamos a explicar qué son y cómo aliviar el dolor fácilmente.

¿Qué son los juanetes?

De acuerdo con Mayo Clinic, un juanete es una protuberancia ósea que se forma en la articulación en la base del dedo gordo del pie. «Ocurre cuando algunos de los huesos de la parte frontal del pie se salen de su lugar. Esto hace que la punta del dedo gordo del pie apunte hacia los dedos más pequeños y obliga a que la articulación en la base del dedo gordo sobresalga. La piel sobre el juanete puede estar enrojecida y adolorida». Los juanetes pueden causar mucho dolor si no son tratados a tiempo, por esa razón, aquí te dejo algunos consejos que podrían ayudarte a aliviar el dolor e incluso prevenirlo.

Utiliza los zapatos adecuados

Un calzado adecuado para tratar con los juanetes necesita estar a tu medida, lo que significa que no deben estar apretados, tienen que ser anchos y tener un gran soporte en el área del arco del pie. El Centro Nacional de Información Biotecnológica recomienda el uso de zapatos ortopédicos para que se adecuen a la forma de tu pie y no causen más daños. Es muy importante seguir esta recomendación, no querrás que tu problema aumente cada vez más, además será ideal para calmar tu dolor al caminar. En cambio, si disfrutas de utilizar tacones altos, procura moderar la frecuencia con la que los utilizas. Será mucho mejor que la mayor parte del tiempo utilices los zapatos que están a tu medida.

Aplica hielo

Aplicar hielo en la zona de tu juanete será perfecto después de un día completo estando de pie. Cuando tienes un juanete hinchado o irritado este genera mucho dolor, en este caso la terapia fría será una de las mejores formas de tratarlo, el hielo contraerá los vasos sanguíneos ayudando a reducir la inflamación y aliviando el dolor. También puedes sumergir tu piel en agua caliente (asegúrate de no quemarte), esto mejorará el flujo sanguíneo y relajará tus músculos y articulaciones.

Mantente en forma

Todos los días tus pies deben soportan el peso de tu cuerpo, por tal es normal que estos estén lastimados después de un largo día de trabajo o caminata. Si te esfuerzas por mantener un peso corporal adecuado será mucho más fácil para tus pies, y no afectará tanto a tus juanetes. Procura llevar una vida saludable y verás como el dolor aparecerá cada vez menos. Permite que tus pies reduzcan el exceso de presión que sometes todos los días en ellos.

Toma medicamentos

Para cualquier tipo de padecimientos la toma de analgésicos es esencial para aliviar el dolor. No solo porque existan ciertos trucos para poder tratarlos signifique que debes de dejar la medicina de lado. Mayo Clinic recomienda el consumo de Acetaminofén (Tylenol, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) o naproxeno sódico (Aleve), los cuales pueden ayudar a controlar el dolor de un juanete. Las inyecciones de cortisona también podrían ser de gran ayuda. Para cualquier medicamento, de preferencia primero consulta con un médico profesional.

Estos trucos no sustituyen la asesoría e intervención de un especialista, solamente permiten calmar el dolor. Si consideras adecuado o tus pies tienen el suficiente daño no dudes en visitar a un doctor, ya que podría ser necesaria una cirugía. De cualquier manera, procura siempre estar bajo supervisión médica, de esa forma sabrás qué es lo mejor para la salud de tu pie.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.