¿Mal olor en pies? Qué lo genera y remedios para evitarlo

Durante nuestro ciclo de vida, desde que se nace hasta alcanzar una madurez, el ser humano atraviesa por constantes cambios en nuestro cuerpo, dónde las hormonas están presentes y juegan un papel importante, así como los factores del medio físico con el que convivimos.

Todos estos sucesos se ven estrechamente relacionados con un cambio de pH, una combinación con la producción de sudor y bacterias. El sudor es un líquido claro y salado que es producido por las glándulas sudoríparas de la piel.

La producción de sudor es conocida como el proceso de transpiración y es un mecanismo que tiene el cuerpo para regular y generar un equilibrio con la temperatura que existe en él y el medio ambiente.

Lo primero que se tiene que tener en cuenta es que, es un proceso fisiológico completamente natural, que le ocurre a todos los humanos. Existe un incremento de sudor durante la realización de ciertas actividades o por eventos a lo largo de nuestra vida, como puede ser: hacer ejercicio, cambio de temperatura en la temporada de calor, enfermedad (fiebre) y, en el caso de las mujeres, durante la menopausia.

Hay áreas del cuerpo donde la producción de sudor es mayor, estás son en axilas y las palmas de las manos y pies, que en combinación con patógenes y partículas del entorno, puede generar mal olor.

El olor de pies y calzado es uno de los padecimientos más comunes que se pueda imaginar y afecta a gran parte de la sociedad. Normalmente ligamos este evento con una mala higiene, pero este aroma podría estarse generando por otras razones.

Dentro de estos motivos se encuentran:

  • El aumento en la producción de hormonas, puede generar una mayor sudoración.
  • El pie de atleta (piña pedis), es una infección causada por hongos en el pie y se encuentra estrechamente ligado a la humedad generada entre los dedos de los pies a causa del sudor. Dentro de sus síntomas más representativos se encuentra presencia de sarpullido y comezón.
  • La hiperhidrosis es el nombre que recibe la producción excesiva o anormal de sudor, en casos graves, suele impedir realizar actividades normales, a causa de la vergüenza que esto puede representar, se genera ansiedad social.
  • Por último, el estrés y la ansiedad provocan la liberación de unas hormonas que son las encargadas de dar la señalización a las glándulas sudoríparas, por lo que existe un aumento de este líquido salado.

Si lo que deseas es prevenir o eliminar el mal olor de pies, te dejamos algunos consejos, a continuación:

  • Lo principal es una adecuada higiene procurando el área interna de los dedos de los pies, evitar un calzado apretado y mantener ventilados (en mayoría de lo posible) los pies.
  • Utilizar sandalias, como barrera de protección en duchas públicas o albercas.
  • El hongo causante del pie de atleta prolifera en condiciones óptimas de humedad, por lo que es fundamental secar perfectamente todas las áreas de los pies.
  • Alternar el calzado ayuda a prevenir la aparición de malos olores en los zapatos.
  • Utilizar desodorantes y talco ayudará a disminuir la cantidad de humedad producida en la planta del pie.
  • Puedes lavar tus balerinas con vinagre diluido en agua. Recuerda que ¼ parte de la cantidad total que utilices tiene que ser de vinagre; si tu calzado es delicado y no se puede mojar, puedes optar por utilizar vinagre en aerosol, después de haber limpiado perfectamente tu calzado, este ayudará a neutralizar los aromas y eliminar bacterias.
  • De acuerdo con una reconocida marca de tenis espolvorear una mezcla de bicarbonato de sodio con maicena y unas gotas de aceite esencial en tu calzado, dejando actuar por 24 horas, ayudará a eliminar el mal olor.
  • Colocar sílice dentro del calzado minimizará la cantidad de humedad albergada en ellos, de ser posible, dejar secar unas horas con los rayos de sol.

Si el problema persiste, se recomienda acudir con su médico.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.