La NASA descubrió un exoplaneta cubierto de agua y potencialmente habitable

El ser humano siempre ha sentido gran fascinación por el mundo exterior que nos rodea, lo que nos ha llevado en busca de nuevas formas de vida y planetas similares al nuestro, tratando de comprender y analizar lo que hay más allá de lo que nuestros ojos pueden ver.

La NASA, apoyada con un equipo multidisciplinario de científicos, ya sea desde Tierra, por medio de equipos ópticos especiales como el telescopio Hubble, o bien mediante las misiones espaciales con el grupo de astronautas que han sido altamente entrenados ha generado importantes avances en el área de la astronomía.

El 2022 se perfila para ser el año de la era astronómica, pues no deja de sorprendernos los descubrimientos y avances que se han hecho en el espacio, desde los eventos astronómicos que nos han regalado hermosos momentos, hasta las impactantes fotografías tomadas por el Telescopio Espacial James Weeb y el regreso del hombre a la Luna; dando paso a las mujeres, pues ahora serán las astronautas quienes pisen de neuvo el satélite.

Pero el año aún no acaba y las sorpresas del espacio exterior tampoco; un comunicado informó del descubrimiento de un planeta, TOI-1452 b, el descubrimiento se llevó a cabo mediante la implementación del satélite de sondeo de exoplanetas en tránsito (TESS).

Un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Montreal fue el encargado de anunciar el descubrimiento de lo que bautizaron con el nombre de “súper Tierra”; el artículo fue publicado en la revista The Astronomical Journal.

¿Por qué se le nombró de esta manera?

Al parecer, el reciente descubierto comparte características similares a nuestro mundo; aunque su tamaño es 70 % mayor al de la Tierra, se contempla que sea altamente rocoso y se encuentra orbitando a una estrella enana roja; pero eso no es el mayor parecido que tiene con nuestro planeta.

El equipo de investigadores que es dirigido por Charles Cadieux, estudiante de la Universidad de Montreal y miembro del Instituto para la Investigación de Exoplanetas (iREx), mencionan que el planeta se encuentra en la constelación de Draco y es potencialmente oceánico.

Lo que lo hace peculiar,a parte de ser un planeta que contenga agua como el nuestro, es que se encuentra dentro de la zona habitable de dicha constelación y, mediante modelos informáticos se cree que el 30 % de la masa del cuerpo celeste está conformado por el líquido vital.

Aunque la Tierra tiene una superficie cuebierta en 70% por agua, el líquido solo representa el 1 % en cuanto a  la masa del planeta, por lo que en el caso de TOI-1452 b, estaríamos hablando de océanos inimaginablemente profundos, que bien pudieran estar bajo capaz de hielo.

Otra peculiaridad del descubrimiento de este planeta es que, realiza un proceso completo de traslación en 11 días y recibe menos luz que la Tierra por el tamaño de la enana roja que orbita, semejándose a la cantidad de luz que recibe Venus por nuestro Sol.

Las investigaciones en torno a este exoplaneta continuará, de acuerdo con los científicos al encontrarse posicionado de una manera idónea y tener  una distancia de 100 años luz con el telescopio espacial Jame Webb se tendrá pronto mayor información.

Más información: The Astronomical Journal.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.