Elimina la plaga de los pulgones de tu jardín con estos efectivos trucos caseros

Los áfidos o pulgones como son conocidos comúnmente son una plaga temible para los amantes de las plantas, seguramente alguna vez has visto a este diminuto insecto.

Si te interesa saber como puedes acabar con ellos y salvar la vida de tus huertos para que luzca prodigioso sigue leyendo.

Existen más de 4000 especies de áfidos y al menos 250 son consideradas plagas, afectando huertos, cultivos agrícolas, forestales y actividades relacionadas a la jardinería.

Su tamaño va de 1-10 mm, se reproducen rápidamente y se pueden reconocer de color verde (juveniles) o negro (cuando llegan a su etapa adulta).

¿Por qué es importante eliminarlos de mi huerto o plantas? Los pulgones se alimentan de los jugos obtenidos de las plantas, disminuyendo el desarrollo optimo y causando deficiencia de nutrientes, hojas maltratadas y amarillas.

Su ataque debilita a las plantas y acelera el proceso de marchitez, dejándolas expuestas a patógenos y virus, de los cuales son portadores, generando enfermedades severas o bien, la muerte.

Un ejemplo de este tipo de enfermedades relacionadas con los pulgones es la presencia de moho de hollín.

Esto pasa por una sustancia azucarada que es secretada por los áfidos y promueve el crecimiento del temible hongo negro (fumagina), como también es conocido, propiciando una de las enfermedades más temibles para las plantas al no permitir que se lleve de manera óptima el proceso de fotosíntesis.

No es de extrañarse que donde se encuentre un poco de sustancias azucaradas contemos con la presencia de las hormigas y en este caso no es la excepción.

La aparición de las hormigas tiene que ver con una relación simbiótica con los áfidos, transportándolos de una planta a otra y protegiéndolos de posibles depredadores naturales, a cambio se alimentan de la melaza.

Como medidas preventivas para no tener una infesta de estos insectos desagradables se recomienda revisar constantemente las hojas de nuestras plantas, haciendo énfasis por debajo (envés) de las hojas.

Si se localiza algún áfido o pequeñas manchas brillantes (melaza) en alguna planta, se recomienda aislarla del resto.

Para eliminarlos de una manera fácil y eficaz te dejamos estos trucos caseros, a continuación:

Retiro manual: Se puede hacer la remoción de estos insectos (para árboles) con agua a presión y en el caso de plantas pequeñas con un paño húmedo se pueden limpiar las hojas, esto con la finalidad de retirar al mayor número de individuos.

Tabaco: Uno de los mejores plaguicidas por la presencia de la nicotina, es el tabaco; así que no dudes en realizar una mezcla. Solo necesitarás una solución concentrada de tabaco y agua, dejar reposar por más de 12 horas para lograr que se liberen la mayor concentración de sustancias y con la finalidad de no tapar el dispersor se recomienda colar y posterior a esto ya estará listo para rociar tus plantas. No aplicar por más de 15 días.

Ortigas: Estas plantas desprenden desprende una sustancia urticante que ideal para acabar con los pulgones, además que el olor desprendido con las ortigas resulta desagradable para ellos. Toma un manojo de ortigas y deposítalo en un recipiente con 2 litros de agua, deja macerar por  24 horas, pasado el tiempo cuela  y vacía en un rociador  y procede a regar tus plantas.

Vinagre: La sustancia multiusos y aliada del hogar nos ofrece un uso preventivo contra esta plaga, actuando como repelente. Diluye 100mL de vinagre en 1litro de agua y rocía por las tardes-noches, prevén la llegada de los pulgones.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.