La planta que elimina parásitos y ayuda a adelgazar

Actualmente las enfermedades parasitarias constituyen un problema de salud pública muy importante, sobre todo en ciertas regiones del mundo, además, existe un gran número de parásitos que pueden invadir nuestro sistema y causar importantes daños en él.

Otra situación preocupante de esta situación es que muchas parasitosis se reconocen como enfermedades desatendidas u olvidadas, según lo describe la OMS estas «son un conjunto de enfermedades infecciosas, muchas de ellas parasitarias, que afectan principalmente a las poblaciones más pobres y con un limitado acceso a los servicios de salud; especialmente aquellos que viven en áreas rurales remotas y en barrios marginales».

América es una de las principales zonas en las cuales ocurre esto, y, aunque hoy en día existen distintos tratamientos farmacológicos para cada tipo de parásito, el uso de plantas medicinales ha constituido desde hace mucho tiempo una gran herramienta para combatir cierto tipo de afecciones.

De hecho, debido a la observación de la eficacia de estos efectos terapéuticos, actualmente se realiza el estudio de los productos naturales de plantas como fuentes potenciales de agentes nuevos, sobre todo para determinar específicamente el compuesto al cual se le atribuye dicha acción farmacológica, así como estimar cuál es la cantidad segura para evitar efectos secundarios peligrosos.

Uno de estos ejemplos es la planta conocida popularmente como carqueja (Baccharis trimera) que se encuentra ampliamente distribuida en América del Sur donde es utilizada como planta medicinal.  Según los reportes, esta se ha utilizado durante siglos para atender distintas enfermedades, dentro de las cuales se destacan la eliminación de parásitos y el ser auxiliar en la pérdida de peso.

Planta carqueja (Baccharis trimera).

Este uso tradicional se respalda hoy en día con una serie de estudios realizados en el laboratorio que ha demostrado su eficacia como antiparasitario ante cierto tipo de parásitos, a saber, Trypanosoma cruzi, Leishmania y Schistosoma mansoni, teniendo en este último una actividad muy efectiva.

De este modo, algunas investigaciones han demostrado que ciertos extractos de carqueja, sobre todo de las partes aéreas de la planta (hojas, flores y frutos), mostró una actividad moderada contra algunas formas de T. cruzi, asimismo, otros reportes encontraron un efecto contra Leishmania, al tener una potente inhibición del crecimiento del parásito.

En cuanto a la actividad contra Schistosoma mansoni, un parásito que provoca la enfermedad conocida como esquistosomiasis, se ha encontrado que ciertas concentraciones de aceite esencial de carqueja producen la muerte del 100% de los parásitos después de 30-48 horas, así como una reducción significativa en la motilidad y del 100% en la puesta de huevos.

Asimismo, se observaron cambios morfológicos significativos en los gusanos, como descamación extensa en los machos y destrucción de ciertas estructuras como las ventosas orales, tubérculos y espinas. Según los estudios se describe que los efectos terapéuticos se les atribuyen principalmente a los compuestos denominados epiisopiloturina y piplartina, así como a la alteración en el sistema neurotransmisor o neuromodulador del parásito.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.