Deleite sus ojos con estas asombrosas nuevas imágenes del telescopio James Webb

El telescopio James Webb sigue proporcionando imágenes hermosas y científicamente interesantes. En la imagen una vista de Webb de la galaxia NGC 7496. (Crédito de la imagen: NASA/ESA/CSA/Judy Schmidt).

Las nuevas imágenes basadas en los datos del Telescopio Espacial James Webb son tan hermosas que podría conmover a cualquier aficionado. Webb ahora se encuentra ocupado echando un vistazo al universo profundo y los astrónomos están emocionados sacando provechos a los datos que se reciben.

A penas han pasado 10 días desde que el nuevo telescopio inició con las observaciones científicas, y no ha parado de sorprendernos. Diariamente realiza observaciones, recolecta datos y los transmite a la Tierra, los cuales se registran en el MAST (Archivo Barbara Mikulski para telescopios espaciales), donde los datos están disponibles para todos, y también para el público en general. De aquí muchos astrónomos y entusiastas aprovechan estos datos para proporcionar las vistas sin igual.

La siguiente imagen, procesada por Judy Schmidt, basada en los datos del Telescopio Espacial James Webb muestra a la galaxia NGC 7496. Una vista infrarroja de la galaxia espiral barrada que se encuentra a más de 24 millones de años luz de distancia, además de ser un deleite para los ojos es un laboratorio para el estudio de la formación de estrellas.

Nueva vista de Webb de la galaxia NGC 7496. (Crédito de la imagen: NASA/ESA/CSA/Judy Schmidt).

Judy Schmidt ha estado procesando imágenes del espacio desde hace años y ahora también se mantiene a la vanguardia de los datos que envía JWST. También ofreció una vista de la galaxia espiral NGC 628 o Messier 74, aunque de esta galaxia tenemos muchas imágenes proporcionadas por Hubble, las del James Webb lucen muy distintas porque los telescopios ven en diferentes bandas del espectro electromagnético.

Vista del Telescopio Espacial James Webb de NGC 628. (Crédito de la imagen: NASA/ESA/CSA/Judy Schmidt).

Gabriel Brammer, astrónomo del Cosmic Dawn Center en el Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, también hizo lo suyo con una filtración diferente. Descargó los datos y tradujo cada una de las longitudes de onda infrarrojas a rojo, verde y azul antes de combinarlas para producir una sola imagen.

Imagen en el infrarrojo medio del centro de la galaxia NGC 628, basada en los datos tomados por el telescopio espacial James Webb el 17 de julio. (Gabriel Brammer / Janice Lee et al. y la colaboración PHANGS-JWST).

«Esta es una galaxia que probablemente se parece mucho a lo que creemos que es nuestra propia Vía Láctea», dijo el Dr. Brammer en una entrevista para Independent. «Puedes ver todos estos nudos de estrellas individuales que se forman, las supernovas individuales se han disparado y realmente estudias eso en detalle».

«Veamos lo que el JWST observó ayer… Oh, Dios mío», escribió Brammer en un tuit.

«En el infrarrojo medio, lo que en realidad ves lo contrario de eso, donde ese polvo ya no se absorbe; en realidad, observamos directamente ese polvo que ahora brilla, porque el polvo mismo es lo que emite», explicó Brammer. «En realidad vemos una imagen del gas y el polvo en esta galaxia, en lugar de las estrellas».

¿Qué sabemos de NGC 628?

Messier 74, también llamada NGC 628, se encuentra aproximadamente a 32 millones de años luz de distancia en dirección a la constelación de Piscis, el Pez. Es el miembro dominante de un pequeño grupo de aproximadamente media docena de galaxias, el grupo de galaxias M74. Se estima que alberga alrededor de 100 mil millones de estrellas, la mitad de lo que tiene nuestra Vía Láctea.

Vea esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA de la cercana galaxia espiral M74 o NGC 628. Brillantes nudos de gas incandescente iluminan los brazos espirales, lo que indica un rico entorno de formación estelar.

(Crédito de la imagen: NASA, ESA y Hubble Heritage (STScI/AURA)-ESA/Hubble Collaboration).

Según la NASA, M74 es una galaxia espiral de gran diseño que los observadores de la Tierra ven casi de frente. Sus brazos espirales perfectamente simétricos emanan del núcleo central y están salpicados de cúmulos de estrellas azules jóvenes y regiones rosas brillantes de hidrógeno ionizado (átomos de hidrógeno que han perdido sus electrones).

Comparte ciencia, comparte conocimiento.