El inesperado hallazgo en Marte que mantiene desconcertada a la NASA

Más de un año recorriendo Marte y el rover Perseverance de la NASA continúa con los encuentros sorpresa. Por su puesto que esto no se trata de una prueba de alguna civilización marciana, es basura que viajó desde la Tierra. Ese trozo de papel de aluminio brillante formó parte de una manta térmica que protegió al robot.

«Mi equipo ha encontrado algo inesperado: Es un trozo de manta térmica que creen que puede proceder de mi etapa de descenso, el cohete propulsor que me hizo aterrizar el día del aterrizaje en 2021», se lee en la cuenta oficial de Twitter del rover.

 

«Ese trozo de papel de aluminio brillante forma parte de una manta térmica, un material utilizado para controlar la temperatura. Es una sorpresa encontrar esto aquí: Mi etapa de descenso se estrelló a unos 2 km de distancia. ¿Esta pieza aterrizó aquí después de eso, o fue arrastrada por el viento?»

El pedazo de basura de aluminio visto más de cerca. (Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/ASU).

Esta no es la primera vez que un explorador marciano encuentra una pieza que sirvió para el transporte y aterrizaje. Hace poco el helicóptero Ingenuity capturó al paracaídas y la carcasa trasera de Perseverance.

A diferencia de esta ocasión con el pedazo de aluminio, que parece ser un hallazgo casual, la NASA había previsto fotografiar el paracaídas. La agencia explica que los ingenieros del programa de Retorno de Muestras de Marte preguntaron si Ingenuity podía obtener una visión más cercana. Las fotos tienen el potencial de ayudar a garantizar aterrizajes más seguros para futuras naves espaciales, como el Mars Sample Retrieval Lander.

Lo que se aprecia en la imagen es el paracaídas que ayudó al rover Perseverance a aterrizar en Marte. Más cerca se ve la carcasa trasera en forma de cono que protegió al rover en el espacio profundo y durante su ardiente descenso hacia la superficie marciana el 18 de febrero de 2021.

En total se captaron un total de 10 imágenes aéreas en color tomadas el 19 de abril durante el vuelo 26 de Ingenuity. La imagen que aparece a continuación muestra a la carcasa trasera de Perseverance colocada en posición vertical sobre la superficie del cráter Jezero, tomada desde una altitud de 8 metros por el helicóptero Ingenuity Mars Helicopter de la NASA.

(Crédito de la imagen:  NASA/JPL-Caltech)

La carcasa trasera protegió al rover durante su turbulento descenso a la superficie marciana. También alberga propulsores adicionales que se disparan durante la parte de entrada guiada, el descenso y el aterrizaje. En el interior de la parte superior de la carcasa trasera se encuentra el contenedor desde el que se libera el paracaídas durante el descenso. Ingenuity iba en el «vientre» del rover Perseverance.

Aterrizar en Marte es duro, no solo para los ingenieros en la Tierra, sino también para el vehículo que soporta las fuerzas gravitatorias, las altas temperaturas y otros extremos que se presentan al ingresar a la atmósfera a unos 20.000 kph. Lo que vemos en las imágenes son solo algunos de los componentes que permitieron al rover llegar sano y salvo a la superficie marciana, pero a pesar de ello, estas observaciones pueden aportar valiosas ideas para futuras misiones.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.