¿Cómo crear un aire acondicionado casero? Opciones económicas para mantener tu hogar fresco en verano

Foto: Freepik.es

Prepárate para recibir una de las temporadas más calurosas, el verano.

El verano es la época favorita para los amantes del calor pero para otros resulta ser una época bochornosa debido a las altas temperaturas, sobretodo en los últimos años ya que se han registrado temperaturas por encima de los parámetros normales. Ahora bien, si deseas mantenerte fresco a toda hora y de la manera más económica, continúa leyendo y descubre como lograrlo.

La mayoría de los hogares encierra calor debido a varios factores y a falta de opciones fáciles de conseguir no queda de otra que seguir exponiendose al calor durante el día y la noche. Es por ello que nos hemos dado a la tarea de traerte las mejores formas para crear un aire acondicionado casero, la mejor parte es que no tendrás que gastar demasiado dinero en los materiales, sólo asegúrate de contar un ventilador de cualquier tipo.

OPCIÓN 1. Eco-Cooler

Fabrica tu propio aire acondicionado y mantén tu hogar fresco, para ello necesitarás los siguientes materiales; una navaja o tijeras, una tabla del tamaño de la ventana dónde deseas colocar este aire acondicionado y botellas de plastico recicladas, las suficientes como para cubrir la tabla.

1. Lo primero que debes hacer es marcar en la tabla círculos del tamaño de la boca de la botella, debes asegúrarte que sean en filas y columnas, posteriormente cortalos.
2. Divide las botellas por la mitad con ayuda de una navaja o tijeras.
3. Introduce la boca de la botella en los orificios creados previamente.
4. Por último, solo debes colocar tu tabla en la ventana con las bocas hacia el interior de la habitación.

Este método no necesita energía eléctrica es 100% ecológico y ha sido utilizado en países como Bangladesh debido a su efectividad.

Foto: Eco Inventos

OPCIÓN 2.

Controla la temperatura de las habitaciones a través de este sencillo pero eficaz método para elaborar un aire acondicionado casero. Los materiales que necesitarás son; un recipiente grande de plástico con tapa o una caja de espuma de poliestireno expandido, un tubo flexible o de PVC, hielo (la cantidad depende del tamaño del recipiente o caja), cinta adhesiva y un ventilador para PC / USB.

1. En la tapa del recipiente se deben cortar dos círculos, el primero de ellos debe ser del tamaño del tubo y el otro círculo debe ser del tamaño del ventilador.
2. Vaciar el hielo al recipiente pero sin que se llene por completo.
3. Pegar con la cinta adhesiva el tubo y el ventilador, el ventilador debe dar la cara hacia dentro del recipiente, asegúrate de fijarlo muy bien a la tapa.
4. Dirige el tubo hacia dónde desees que el aire frío llegue, conecta el ventilador y espera unos minutos.

Foto: El Blog Verde

¡Listo! No tendrás que recurrir a costosos aires acondicionados que además consumen demasiada energía eléctrica, implementa los anteriores métodos para mantener tu hogar fresco y recibe el verano de la mejor manera.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.