La ciencia logra rejuvenecer 30 años las células de la piel de una mujer de 53 años

De manera asombrosa se logró rejuvenecer 30 años a células de la piel de una donante de mediana edad mediante un método que sobrepaso las limitantes con los cuales anteriormente algunos científicos se toparon. El estudio se publicó recientemente en la revista eLife con el nombre traducido al español como “Rejuvenecimiento multiómico de células humanas mediante reprogramación transitoria de la fase de maduración”.

El envejecimiento es un proceso biológico que incluye muchos cambios tanto físicos, psicológicos e intelectuales que modifican de manera general el aspecto y funcionalidad de los individuos; esto es bien caracterizado por una particularidad en la piel de todo nuestro cuerpo, ésta se arruga y pierde estructura. Todos estos cambios notorios son el resultado de alteraciones celulares normales que se dan con el paso del tiempo, por lo cual, para evita esto, las células debes reprogramarse.

A nivel celular ocurren distintos procesos que deterioran su función y que forman parte del envejecimiento, entre estos se puede mencionar el desgaste de los telómeros, inestabilidad genética, alteraciones epigenéticas y transcripcionales y una acumulación de proteínas mal plegadas, estos mecanismos moleculares son complejos de comprender, pero para los científicos son la respuesta al rejuvenecimiento. Pensemos en que, si estos procesos celulares pueden, mediante diferentes medios, detenerse, entonces en sí, el envejecimiento lo haría con ello, sin embargo, se puede reflexionar también si existen consecuencias colaterales y negativas de esta interrupción de los procesos biológicos.

Esto último es una de las cuestiones que ha limitado las técnicas de rejuvenecimiento junto con el hecho de que la reprogramación en sí produce la pérdida de especialización celular y con ello su función. De esta manera, estos procesos implican llevar a las células años atrás, y esto conlleva a retornarlas a un tipo celular del cual provienen (células madre) y el cual no tiene la identidad de las múltiples células especializadas que forman nuestro organismo.

El proceso en sí revierte los mecanismos celulares del envejecimiento, pero a la par pierde la función celular para la cual estaba programada. Los autores de este estudio reportan que resolvieron esta situación mediante reprogramación transitoria que implica exponer a las células a los factores necesarios para rejuvenecerlas, pero solo por un cierto periodo de tiempo que permiten su reprogramación sin perder su especialización y función.

Ya se tenían un numero de reportes tanto en animales como en ciertos tipos celulares en los cuales se había usado la reprogramación transitoria con éxito modesto, según los autores del estudio que aquí se analiza. De este modo, ellos aplicaron una nueva estrategia basada en la reprogramación transitoria específicamente en la fase de maduración lo que permitió retornar a las células en un punto en el cual pudieron volver a especializarse, logrando el rejuvenecimiento de las células de la piel por 30 años conservando su función.

De esta manera, el estudio separa la reprogramación celular total del rejuvenecimiento al instaurar espacios de tiempo fundamentales que permiten obtener células rejuvenecidas maduras y funcionales, esperando que esto sea un paso grande para la biología y medicina regenerativa, así como para otras investigaciones en el ámbito del envejecimiento.

Puedes consultar el reporte completo en: «Multi-omic rejuvenation of human cells by maturation phase transient reprogramming»

Comparte ciencia, comparte conocimiento.