¡Alarmante!, la contaminación del plástico ha llegado hasta el Ártico

Se reporta que el plástico puede tardar en descomponerse entre 450 y 500 años, aunque se cree que incluso puede ser mucho más. De esta manera, la producción masiva del plástico desde hace años ha saturado por completo nuestro entorno; prácticamente todo está hecho, en cierta parte, por plástico.

Este material tiene las características optimas de bajo coste, maleabilidad y durabilidad para hacer un sinfín de productos altamente resistentes. Y, justamente está última característica “beneficiosa”, trae consigo la contaminación que hoy en día amenaza al medio ambiente y sus ecosistemas. Gran parte de esto proviene del uso de este material para fabricar cosas desechables, como bolsas, vasos o botellas, las cuales terminan finalmente invadiendo mares, ríos, aire, animales e incluso, nuestro organismo.

Se describe que cada año entre 19 y 23 millones de toneladas de residuos plásticos terminan en el agua del planeta y en este sentido, el Ártico, un lugar en teoría intacto por la humanidad, no ha sido la excepción. En la revisión denominada “Contaminación plástica en el Ártico” publicada en Nature Reviews Earth & Environment  se describen las fuentes de los desechos, su distribución y su impacto.

La revisión hace énfasis en el hecho de que las fuentes locales de desechos plásticos como la exploración de hidrocarburos, la pesca, el tráfico marino e incluso el turismo de cruceros, juegan un papel importante en la contaminación encontrada hoy en día en el Ártico. Sin embargo, se apunta a que gran parte de ésta se debe a fuentes distantes que distribuyen tanto macro como micro plásticos a través de corrientes oceánicas, ríos y el aíre.

Se describe también que el plástico que llega mediante las fuentes mencionadas se ha logrado acumular en grandes cantidades, sobre todo tomando en cuenta que el Ártico es un lugar del mundo que no cuenta con el efecto antropogénico directo. Pese a esto, actualmente se han encontrado altas concentraciones de plástico en el agua, lecho marino, playas remotas, ríos e incluso en el hielo y la nieve.

El impacto directo que tiene esta gran contaminación es en los ecosistemas locales en los cuales la vida silvestre es la mayoritariamente afectada. Se ha informado interacción e ingestión de plástico por mamíferos, peces, aves marinas e invertebrados que habitan el Ártico, estos suelen confundir el material con comida, o encontrarlo en el ambiente y, al convivir con él, causar desnutrición, lesiones externas e internas, obstrucción del tracto intestinal que deriva en inanición y puede llevar a la muerte.

Lo más alarmante que indica la revisión es que la contaminación encontrada actualmente en el Ártico, es una cantidad similar a la que se tiene en regiones pobladas del mundo. Esto expone el gran impacto que genera la conocida plaga del plástico que ha logrado invadir zonas del planeta en las cuales su uso directo no se da a gran escala, es decir, no como en las grandes ciudades, por ejemplo.

Ahora, lo más importante, tal como lo mencionan los autores, es la necesidad de generar acciones de manera urgente que permitan disminuir, en la medida de lo posible, la contaminación derivada del plástico. Sobre todo, previendo que el material producido hasta el día de hoy, nos acompañará durante años en las distintas partes del mundo, generando los daños colaterales que de él proviene.

La revisión completa la encuentras en: Nature Reviews Earth & Environment 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.