Los científicos han logrado convertir células madre en hueso utilizando solo el sonido

Dentro de la amplia gama de células que conforman a un humano, se encuentran aquellas que, durante la etapa embrionaria, tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de células (ya sea un miocito, un hepatocito, eritrocito, neurona… etc). 

Esta capacidad está restringida a un tipo de células en particular, llamadas “células troncales” (las mal llamadas “células madre”). En el reino animal, estas células tienen la facultad de regenerar ciertas extremidades en algunos animales; pero en la medicina, se han utilizado desde hace mucho tiempo para reparar ciertas partes del cuerpo humano que han sufrido lesiones.

Sin embargo, dada su extrema delicadeza, el manipularlas correctamente no es una tarea fácil. Ahora, los científicos han encontrado una manera muy simple para convertir células madre en células óseas, utilizando únicamente ondas sonoras de alta frecuencia para transformarlas con 10 minutos de tratamiento al día durante 5 días. 

«Las ondas de sonido redujeron el tiempo de tratamiento que generalmente se requiere para que las células madre comiencen a convertirse en células óseas en varios días», explica la Dra. Amy Gelmi, vicerrectora investigadora del Royal Melbourne Institute of Technology en Australia. «Este método tampoco requiere ningún medicamento especial ‘inductor de hueso” y es muy fácil de aplicar a las células madre».

En su investigación, el equipo utilizó un microchip para transformar las células madre puestas en aceite de silicona y colocadas en una placa de cultivo, las cuales se sometieron a frecuencias de 10MHz. 

El proyecto es el resultado de años de estudio en otros proyectos similares, solo que aquí, se han visto resultados más prometedores, y los investigadores piensan que su método no solo servirá para inducir la transformación a células óseas, sino a cualquier otro tipo de célula. «Nuestro dispositivo es económico y fácil de usar, por lo que podría ampliarse fácilmente para tratar un gran número de células simultáneamente, lo que es vital para la ingeniería de tejidos efectiva», explica en un comunicado la Ingeniera Química Leslie Yeo. 

El equipo de investigadores espera que su método pueda usarse más adelante para regenerar el hueso de los pacientes que están sufriendo de cáncer óseo, y más adelante, en el tratamiento de otros tipos de enfermedades.

Los hallazgos se dan a conocer en la revista Small.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.