Mujer encuentra hamburguesa de McDonald ‘s perfectamente conservada en su armario, 5 años después de comprarla

Megan Condry, una mujer que reside en los Estados Unidos, compró un par de hamburguesas de McDonald ‘s en 2017, y guardó una en su armario para realizar un pequeño experimento. Sin embargo, esa pequeña hamburguesa quedó en el olvido hasta hace un par de días cuando, ordenando los adornos de la temporada navideña, se percató de su existencia, ¡cinco años más tarde!, según se informa en una publicación depositada en NY Post.

Sin embargo, lo que más le llamó la atención a Megan no fue el hecho de si se podía comer. A decir verdad, la hamburguesa estaba visualmente sin cambios, no había señales de crecimiento de hongos y de putrefacción evidente. Pero, según cuenta Megan, el alimento de comida rápida se encontraba totalmente duro. “Era duro como una roca, tan duro como un disco de hockey”, dijo. “Probablemente podría romper una ventana con él”.

El caso de Megan no es el único que se ha reportado. De hecho, hay quienes han puesto a prueba la resistencia de estas hamburguesas, y los resultados que han obtenido de sus “experimentos” dejan mucho que pensar sobre dichos alimentos. 

Por su parte, la empresa de comida rápida se mantiene al tanto de estas situaciones, y ha respondido en más de una ocasión sobre la durabilidad de sus productos. “En el entorno adecuado, nuestras hamburguesas, como la mayoría de los demás alimentos, podrían descomponerse, pero para ello se necesitan ciertas condiciones, principalmente humedad. Sin suficiente humedad, ya sea en los alimentos o en el medio ambiente, es posible que las bacterias y el moho no crezcan y, por lo tanto, la descomposición es poco probable», explican en un comunicado sobre el tema.

«Mire de cerca, las hamburguesas que está viendo probablemente estén secas y deshidratadas, y de ninguna manera son las mismas que el día en que las compró».

De hecho, en alguna ocasión J. Kenji López-Alt, chef y consultor culinario del blog Serious Eats, llegó a la conclusión del por qué estas hamburguesas no sufren un proceso de descomposición como el resto de los alimentos y, aunque usted crea que la respuesta está en la gran cantidad de conservadores que pudieran tener estas hamburguesas, hay otro factor que es el responsable.

«La razón por la que una hamburguesa de McDonald ‘s no se pudre no tiene nada que ver con los productos químicos, falta de nutrientes o cualquier otra cosa que deba temer. Todo se reduce a la actividad del agua», escribió en una  publicación de blog sobre el tema.

Así que ya lo sabe, la próxima vez que usted compre una hamburguesa de McDonald ‘s y note que dura mucho, es por la cantidad de agua disponible en el alimento, y no con la cantidad de conservadores que este pudiera tener, al menos según lo comentado por J. Kenji López-Alt.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.