¿Tu nariz es grande? Este es el rasgo evolutivo que los Neandertales nos heredaron

Todos los humanos somos diferentes en todos los aspectos, desde los físicos hasta lo más personal, pero una de las características más variadas entre nosotros es la nariz, habiendo tantas formas de esta parte de nuestro rostro, y esto es a nivel mundial, no solo en nuestro país, pero ¿alguna vez te has preguntado de donde vienen las formas de nuestra nariz?

Es algo bastante curioso, a decir verdad, pero aquí te daremos una explicación a esta incógnita.

Todo viene de una publicación hecha por una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, Nature en Communications Biology.

Y es que científicos de varias partes del mundo se han puesto en marcha descubriendo algo que realmente nos deja con la boca abierta. Se trata de nada más y nada menos que de una noticia que tiene que ver con nuestros antepasados, pues los Neandertales nos dieron como herencia la estructura de la nariz.

Así como lo lees, los Neandertales, por si lo nos conoces, fue una especie de los Homos que existió hace casi 200.000 años, y su extinción fue hace unos 40.000 años, poco después de que los Homo sapiens aparecieran.

Toda vez que sabes esto, proseguimos con la noticia. Entonces, para dar con este resultado que ha causado un gran revuelo, te contamos que más de 6000 latinoamericanos fueron objeto de estudio para esta investigación, se tomó en cuenta el genoma de los rasos faciales de cada persona.

Uno de los puntos más importantes es que, de acuerdo con National Geographic, la nariz tiene como una de sus funciones, ajustar el aire que nosotros estamos respirando, manteniendo tanto la temperatura como la humedad en condiciones favorables para nuestra nariz.

Por lo cual se cree que los diferentes tipos de nariz de los Neandertales eran debidos al lugar donde estaban, ya que su nariz se adaptaba al ambiente.

Se obtuvieron 33 regiones de genomas de acuerdo con la forma de la cara, y posteriormente 26 se compararon con otras etnias (personas de África, Asia y Europa).

El resultado fue que las personas americanas y del Este de Asia, contaban con el gen que los Neandertales heredaron, dando como consecuencia una nariz más grande.

Otro importante hallazgo que menciona la Universidad Global de Londres de estos investigadores es que el ADN de los arcaicos (no los Homos Sapiens) se veía en nuestra cara, afectándola con rasgos diferentes, y que la forma de nuestros labios también estaba influenciada por el hombre Denisova. Este último se trata de una especie que existió hace al menos 100.000 años, y aunque muy poco se sabe de su apariencia y su forma de ser, se sabe que poseían una mandíbula grande y cabeza un poco más ancha de lo normal.

Todo esto resulta ser bastante interesante, pues si alguna vez te has quedado mirando al espejo, tratando de saber de donde viene la forma de tu nariz, labios, entre otros, pues te decimos que la respuesta está en nuestros antepasados.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.