Cómo eliminar el moho del pavimento: trucos infalibles para dejarlo impecable

Cómo eliminar el moho del pavimento: trucos infalibles para dejarlo impecable.

No es nada raro la aparición de moho en el pavimento, especialmente si son ambientes húmeros y no se limpian con regularidad. En cualquier situación, lo adecuado sería deshacerse del moho en el piso cuanto antes, primero porque se convertiría un ambiente ideal para microorganismos, además de dejar un muy mal aspecto. Si quieres que el exterior de tu casa luzca bien, protegiendo a tu familia, en este artículo te daré una guía para eliminar el moho del piso de vereda o pavimento.

Empieza preparando la solución de limpieza

Lo primero que debes hacer es asegurarte de tener el producto que te garantice una buena limpieza, y para ello necesitamos de la solución adecuada para hacerlo. Puedes hacerlo sin salir de casa ya que lo único que necesitarás es diluir un cuarto de taza de lejía con agua. Tenga en cuenta que la lejía es una sustancia corrosiva, peligrosa para la salud, por lo que nunca debes inhalarla y evitar a toda costa que entre en contacto con la piel. La recomendación es utilizar guantes para manejarlo de una manera un poco más segura.

Aplica la solución al problema

Una vez que tienes la solución debes rociar el piso del pavimento, prestando más atención las áreas que sido invadidas por el moho. Para hacerlo de manera más sencilla y efectiva, puedes introducir la solución a un atomizador y rociar en las zonas que hayan sido afectadas por el moho, deberás asegurarte de que lo cubran por completo.

Tómate un descanso antes de la limpieza profunda

Cuando hayas terminado de rociar la superficie afectada deja reposar por unos 15 minutos, la solución necesita tiempo para hacer efecto y que funcione. Una vez pasado ese tiempo, limpia con agua tibia de tal manera que cubra toda el área en la que has rociado la solución. Es importante que no queden restos de lejía en el suelo.

Tómate un descanso más largo antes de finalizar

Luego del paso anterior deberás dejar pasar algunas horas, en las que vas a notar que el musgo irá desapareciendo. Para finalizar y hacer que el piso brille nuevamente, con ayuda de un cepillo o una escoba remueve cualquier resto que haya quedado. Cuando acabes de tallar verás que el concreto quedará como nuevo y libre de moho. Recuerda siempre tener precaución al manejar el legía y nunca lo mezcles con otros productos de limpieza. ¡La misión ha sido completada!

¡Última lección antes de que te vayas!

Si dejas que el moho haga de las suyas, te será muy complicado limpiarlo, así que lo mejor será prevenirlo; aquí algunas recomendaciones de Cleanipedia:

  • Dale a tu entrada mucha ventilación. Los caminos de entrada a menudo están cerca del césped y como al musgo le encanta el suelo ácido, es mejor probar el nivel de pH del suelo. Si el nivel de pH de su césped está por debajo de 6, use cal agrícola para controlar la acidez.
  • Tenga cuidado al lavar su camino de entrada. Una excelente manera de asegurarse de que su camino y caminos tengan mucho sol es cortar arbustos grandes o árboles colgantes, procura que tenga al menos algo de luz.
  • Lava tu vereda durante el día cuando sale el sol para que esté completamente seco antes del fresco de la noche.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.