Cómo blanquear los manteles y servilletas manchados: El truco definitivo para que queden impecables

Todos nuestros lectores lo reconocerán muy bien, la limpieza de los manteles y servilletas es uno de los procesos más complicados, pues dado su función, estos artículos suelen ensuciarse con gran facilidad y, lo peor de todo, es que los alimentos que a menudo caen sobre su superficie generan manchas que se impregnan fuertemente y que parecen imposibles de eliminar.

Así que, si observas que tus manteles o servilletas están llenos de manchas de salsa, grasa, jugo de fruta y, en general, de cualquier alimento, tranquilo, esto es una complicación común ante la cual existen distintos tratamientos que te ayudarán a eliminar toda la suciedad y dejar estos artículos como nuevos.

Lo mejor de todo es que para lograr esto solo requerirás de ingredientes que todos tenemos en nuestro hogar, así que, sin más preámbulo, veamos todos los detalles de este truco para blanquear tus manteles y servilletas manchados y que queden impecables, ¡toma nota!

El truco definitivo para blanquear manteles y servilletas manchados

Para blanquear tus manteles y servilletas puedes seguir alguno de los dos tratamientos que te mencionamos a continuación, ambos se basan en el empleo de un ingrediente de cocina que se reconoce como un excelente blanqueador.

Pretratamiento remojando

Si su mantel o servilletas tienen manchas fuertemente impregnadas en la superficie, le recomendamos realizar un pretratamiento remojando estas piezas de la siguiente manera:

  • En un recipiente caliente la suficiente agua para cubrir por completo sus artículos. Tome en cuenta que estos deben estar sumergidos en su totalidad.
  • Vierta el agua caliente en el recipiente que le servirá para sumergir sus manteles y/o servilletas.
  • Toma una o dos tazas de bicarbonato de sodio, dependiendo de la cantidad de artículos, y viértalo en el agua caliente. Adicionalmente pueden añadir un chorro de jabón líquido para trastes.
  • Mezcla con cuidado.
  • Introduce en el recipiente tus manteles y servilletas sucios, asegúrate de que estos estén cubiertos por completo.
  • Mantenlos en remojo por un par de horas o, de ser posible, toda la noche.
  • Cuando haya pasado el tiempo, lava estos artículos con normalidad, ya sea a mano o en la lavadora.
  • Notarás que este pretratamiento permitirá que el blanqueador (bicarbonato de sodio) actúe directamente sobre la suciedad, obteniendo grandes resultados sin el empleo de mezclas peligrosas de productos de limpieza.

Tratamiento directamente al lavar

Otra opción para dejar tus manteles y servilletas impecables es realizar un tratamiento directamente durante su limpieza, este es mucho más funcional cuando estos artículos se lavan en la lavadora, para aplicarlo siga las siguientes instrucciones:

  • De ser posible, utilice agua caliente o tibia, para llenar su electrodoméstico para el ciclo de lavado.
  • Mide una taza de bicarbonato de sodio y una vinagre y añádelas directamente al tambor de la ropa cuando este esté lleno de agua. Añade el jabón como de costumbre.
  • Programa la lavadora con normalidad para el ciclo de lavado y enjuagado.
  • La mezcla de agua caliente, vinagre y bicarbonato de sodio será perfecta para blanquear y dejar impecables los manteles y servilletas de tu hogar.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.