El truco para limpiar la pintura seca de las brochas: déjalas relucientes

Limpia las brochas.

Si alguna vez has pintado cualquier tipo de superficie sabrás que las herramientas no gozan de ser económicas, por lo que se debe darles un buen cuidado y mantenimiento para asegurar su durabilidad. Por suerte existen algunos trucos para lograr limpiar las brochas de una manera sencilla y sin dañar el material, toma nota porque a continuación te digo cómo.

Retira la pintura húmeda del pincel

El primer paso para lograr limpiar las brochas por completo es remover toda la pintura fresca que se queda sobre ellas. Para hacerlo solamente tendrás que enjuagar muy bien con corriente de agua tibia cuando la pintura todavía no se haya secado, asegúrate de eliminar la mayor cantidad de producto posible. Esto permitirá que las cerdas de la brocha no queden tiesas y difíciles de limpiar.

Limpia el cepillo con solvente

Este truco funciona para cuando la pintura ya se ha secado y muy difícilmente puede sacarse de la brocha. Solamente necesitarás verter solvente sobre algún recipiente o un vaso que ya no necesites, después remoja cada una de las brochas que desees limpiar, deberás dejar reposar por 30 minutos para poder retirar. Una vez que haya pasado el tiempo estimado saca del solvente y enjuaga nuevamente hasta remover todo el producto.

Limpia los pinceles endurecidos con pintura

Probablemente hayas intentado un sinfín de trucos para ablandar la pintura, pero nunca lo consigues viéndote en la obligación de deshacerte de ella y comprar una nueva. No tendrás que pasar más por esta situación, pues te tengo una solución con la que podrás limpiar por completo la brocha. La pintura fresca será de gran ayuda para aguadar la pintura seca, haciendo esto y dejando actuar por dos minutos para después retirar todo el producto de la brocha, verás que quedará como nueva una vez que la hayas limpiado.

Seca

Con alguno de los trucos anteriores las brochas de pintura quedarán libres de residuos y serán mucho más manejables, pero eso no es todo, ya que será necesario secar para volver a utilizar. Para esto, lo más recomendable es dejar secar al aire libre bajo los rayos del Sol, aunque esto solamente se recomienda cuando ya no queda ningún resto de producto o de lo contrario podría ser contraproducente. Es importante que antes de secar retires el exceso de agua con algún paño seco o alguna toalla de papel.

Cómo limpiar los rodillos

Ahora que sabes cuál es la manera correcta de limpiar las brochas de pintura, es importante que conozcas cómo puedes hacerlo con los rodillos pues usualmente se utilizan estos dos en conjunto.  Para esto, el sitio web de Real Simple da las siguientes recomendaciones:

  • Usando una multiherramienta de metal con un borde curvo o una espátula, raspe el exceso de pintura del rodillo, ya sea de regreso a la lata de pintura o sobre un bote de basura.
  • Retire la cubierta del rodillo del marco del rodillo de pintura y enjuáguelo con agua tibia. Si es necesario, puede agregar un poco de jabón suave para platos, solo asegúrese de enjuagar bien para que su próximo proyecto de pintura no comience a hacer espuma. El rodillo está limpio una vez que el agua sale clara.
  • Deje que el rodillo se seque al aire por completo, idealmente colocándolo en posición vertical para que un lado no se aplaste.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.