Por qué debes de comer la fruta y verdura con cáscara: Conoce los múltiples beneficios de esta práctica

Incluir un alto contenido de frutas y verduras resulta fundamenta para tener una buena alimentación con un alto valor nutritivo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), expresa que mantener una dieta saludable combate no solamente la desnutrición, también, ayuda a prevenir enfermedades crónico degenerativas como la diabetes y problemas cardíacos, al igual que, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

Existe gran diversidad de frutas y verduras que puedes implementar en los platillos, sin embargo, algunas personas suelen retirar la cáscara de ellas, sin considerar la cantidad de nutrientes importantes que ahí se pueden encontrar.

Otro motivo por el cual las personas retiran la piel es porque no son comestibles, no saben bien, son difíciles de limpiar o causan daño, por ejemplo, la cáscara de plátano, piña, melón, aguacate, cebolla y ajo.

Sin embargo, el motivo por el cual las frutas y verduras tienen que ser parte de la dieta diaria de las personas, tiene que ver con su aporte nutricional, ya que son fuente importante de vitaminas, minerales, fibra y fitoquímicos (sustancias químicas vegetales) como los antioxidantes.

La falta de consumo de estos alimentos se puede traducir en enfermedades que representan un fuerte problema de salud pública en el mundo, por lo que la OMS recomienda la ingesta de al menos 400 gramos de frutas y verduras por día.

Sin embargo, la evidente crisis económica que azota al mundo, aunado al cambio climático y escasez de agua, ha generado que las cosechas se pierdan, elevando los costos de los alimentos, por lo que consumir la fruta y verdura con todo y cascará no solo te dará un aporte en gramos, también en la cantidad de nutrientes ingeridos.

De acuerdo con la BBC, la remolacha, mostaza silvestre, zanahoria silvestre, camote o boniato, rábano, jengibre y papa blanca, cuentan con importantes cantidades de nutrientes en la cáscara, entre las cuelas destacan la vitamina C y la riboflavina, y minerales como el hierro y el zinc.

Otro de los alimentos que se recomienda consumir con piel, son las manzanas. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, comer este fruto sin pelar contienen un 15 % más de vitamina C, un 267 % más de vitamina K, un 20 % más de calcio, un 19 % más de potasio y un 85 % más de fibra que sus equivalentes sin cáscara.

Pero este no es el único beneficio que se puede obtener al consumir los alimentos con piel, uno de ellos tiene que ver con la forma en como las actividades de consumo humanas impactan directamente sobre el medio ambiente.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, comenta qué el desecho que se produce de los alimentos no consumidos, representa entre el 8 y 10 % de las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan a nivel mundial.

Así que la próxima vez que decidas retirar la piel de alimentos como el pepino, patata, zanahoria, entre otros, podrás considerar los aspectos nutritivos y ecológicos.

Sin embargo, si el platillo lo requiere, existen diversas formas en las que puedes contribuir al cuidado del planeta, incorporando las cáscaras a una receta o bien, realizando una composta casera. De esta forma, ayudarás a la disminución de alimentos que año con año se desperdician.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.