Así fue como los armadillos revelaron que la bacteria de la lepra es capaz de regenerar órganos

Los científicos no han dado un paso atrás en el campo de la medicina, buscando constantemente una cura para las enfermedades que aquejan a la población.

Así fue como un grupo de investigadores descubrió importantes avances científicos entorno a la bacteria causante de la lepra.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la lepra es una enfermedad infecciosa causada por Mycobacterium leprae, que también recibe el nombre de Bacilo de Hansen.

El período promedio de incubación de dicha bacteria es muy lento, llegando a tardar hasta 5 años desde que se infecta una persona, hasta presentar los primeros síntomas; los cuales consisten en manchas claras u oscuras, al igual que nódulos en la piel que generan lesiones y pérdida de sensibilidad en la zona afectada.

De no tratarse oportunamente (con el paso del tiempo), la sintomatología se agrava, presentando secuelas progresivas y permanentes, que incluyen deformidades, mutilaciones y reducción de la movilidad de las extremidades, provocando, incluso la ceguera.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud, en Argentina, Colombia, Cuba, México, Paraguay, República Dominicana, Venezuela y Brasil se han presentado casos de lepra que ascienden a más de 100 contagios por año.

Los investigadores de la Universidad de Edimburgo, publicaron en la revista Cell Reports Medicine un estudio, demostrando que la bacteria que causa la lepra podría tener la respuesta para reparar y regenerar el cuerpo de manera segura.

El experimento se realizó con armadillos, animales que al igual que el humano, pueden ser infectados por Mycobacterium leprae y contraer lepra. Los resultados de la investigación revelaron la notable capacidad de la bacteria para casi duplicar el tamaño de los hígados con un crecimiento saludable.

«Pero la bacteria que lo causa, Mycobacterium leprae, tiene otras propiedades inusuales, incluida la capacidad de realizar «alquimia biológica», convirtiendo un tipo de tejido corporal en otro», comenta la BBC.

En el estudio se mostró como la infección se dirige a los hígados de los armadillos y ahí realiza una reprogramación del órgano, con el fin de duplicar el tamaño y tener mayor tejido para infectar.

Sin embargo, Anura Rambukkana, del centro de medicina regenerativa de la Universidad de Edimburgo, comentó para la BBC que el resultado obtenido en la investigación «fue totalmente inesperado».

Los científicos esperaban que el crecimiento celular del hígado fuera defectuoso o canceroso y, resulto todo lo contrario. El órgano estaba en perfectas condiciones, saludable y funcional, resaltando que, en la actualidad no existe una terapia celular que pueda hacer eso.

A dicho procedimiento se le ha incluso considerado como «la alquimia biológica», debido a que, no solo se regenera y duplica el tamaño de este órgano, además, las bacterias causantes de la lepra, logran producir células de etapas anteriores a la edad de los animales.

Al investigar el ADN de las células, los investigadores descubrieron imágenes parecidas a la de animales jóvenes, incluso, como si este crecimiento celular se tratara de un feto (período en el que el hígado se encuentra en formación).

«Las bacterias de la lepra usan vías alternas y tardan tiempo en llevar a cabo la regeneración, por lo que es un proceso natura», comentó Rambukkana para la BBC.

Sin embargo, este estudio aún no es aplicado en humanos, ni se conoce el mecanismo de acción de las bacterias, por lo que queda un largo camino por recorrer, pero, sin duda, esto podría acercar al humano a comprender y saber cómo realizar la regeneración de órganos para los pacientes de trasplantes en lista de espera.

Para más información consulta: Cell Reports Medicine.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.