Miel de abeja: 5 usos desconocidos que te sorprenderán

Usos de la miel.

La miel se ha utilizado como uno de los mejores remedios naturales para tratar con la resequedad y algunas afecciones relacionadas con la piel, así mismo para otros usos variados. Si tienes esta poderosa sustancia en tu cocina y todavía desconoces que usos puedes darle además de endulzar tus bebidas, quédate porque a continuación, te digo 5 usos desconocidos de la miel que tal vez no conocías.

Mascarilla para la resequedad

La miel ha demostrado ser un gran hidratante y tratamiento para ciertas afecciones de la piel. Si tu piel sufre de resequedad, entonces podrías probar con las mascarillas de miel. No importa en qué parte del cuerpo sufras el problema, aplica un poco de miel durante unos minutos y será suficiente para hidratar. También puedes utilizarlo simplemente cuando necesites un poco de ayuda extra con la hidratación de la piel. Solamente asegúrate de enjuagar muy bien, pues recuerda que la miel es pegajosa y ni querrás hacer todo un desastre.

Bálsamo labial

Como se mencionó en el punto anterior, la miel es un gran hidratante, también puedes utilizarlo en los labios. Se acerca el invierno y con ello el frío que agrieta los labios y los reseca, muchas veces aunque se apliquen kilos de bálsamo la resequedad no desaparece. Afortunadamente nuestra sustancia mágica brindará buena hidratación a los labios, solamente tendrás que aplicar directamente a la resequedad. Comerse la miel que se está untando puede ser tentador, pero no lo hagas, pues tiene que reposar por 5 minutos. Retira y enjuaga. Para mejores resultados, después de enjuagar puedes aplicar el bálsamo de tu preferencia y los labios se verán mucho más carnosos.

Exfoliante natural

La miel es un exfoliante natural excepcional que eliminará la piel muerta que reposa sobre tu cuerpo. Para lograr exfoliar la piel, solamente debes mezclar miel y azúcar o café, revuelve muy bien hasta crear una mezcla y aplica sobre la zona que desees exfoliar. Sin ser muy brusco realiza movimientos circulares mientras masajeas, deja reposar por 5 minutos y retira con agua tibia. Por último, hidrata muy bien, verás cómo tu piel lucirá radiante. Repite máximo dos veces a la semana.

Ayuda a tratar el acné

Seguramente en más de una ocasión has escuchado hablar sobre la miel como tratamiento para el acné. Estudios indican que esta sustancia además de ser un buen hidratante funciona para disminuir la inflamación, el enrojecimiento y que además es antibacteriano. Aunque si deseas tratar el acné del rostro es mejor visitar algún especialista para mejores resultados y un diagnóstico más acertado. Para utilizar la miel contra el acné solamente debes que hacer una mascarilla. Para esto tendrás que esparcir una generosa capa de miel sobre el rostro y dejarla reposar durante máximo 15min, retira, enjuaga, seca e hidrata tu piel. Notarás que con el tiempo la inflamación y el enrojecimiento irá desapareciendo. 

Mascarilla para el cabello

Si de vez en cuando quieres agregar un toque de suavidad a tu cabello, entonces la miel será perfecta para esto. Para utilizarla debes de diluir una cucharada de miel con 4 de agua, después de lavar el cabello, masajea con la mezcla que se hizo, puedes agregar un poco de aceite de oliva o plátano. Por último, enjuaga muy hasta retirar los excesos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.