Trucos caseros para afilar tus tijeras de forma sencilla por tu cuenta

Las tijeras son un utensilio que se utiliza ampliamente tanto en la cocina como en otros sitios de la casa, debido a su uso, es normal que con el tiempo las hojas (parte de las tijeras que permite cortar) pierdan su filo y con ello su utilidad, pues ya no realizan su función de manera adecuada.

Ante esto, la mayoría de las personas prefieren prescindir de estos instrumentos, lo que acorta de manera definitiva su vida útil y propicia el desperdicio, sin embargo, no hay por qué desechar las tijeras que ya no tienen filo, pues existen formas sencillas y seguras de afilar estos utensilios sin salir de su hogar.

¡Dale una nueva vida a tus tijeras y evita el desperdicio! Te contamos a continuación cómo puedes afilar estos utensilios tú mismo de una manera sencilla y segura.

Trucos caseros para afilar las tijeras de cocina de forma sencilla

Afilar tus tijeras con papel lija

Si tienes un par de tijeras a las que quieres devolverle su utilidad, el papel de lija será de gran ayuda, además de que es bastante sencillo de realizar. Para ello solo sigue los siguientes pasos:

  • Limpia y seca perfectamente las tijeras que deseas afilar.
  • Consigue hojas de papel lija, de preferencia con grano 150-200 (puede ser de un grano un poco más fino).
  • Dobla una hoja de papel lija por la mitad, asegurándote de que los lados lisos se toquen.
  • Mantén en todo el momento la hoja de papel lija en esta posición, con los lados ásperos hacía afuera.
  • Haz cortes largos con la tijera sin filo, asegurándote que los lados ásperos del papel lija rocen todo el largo de las hojas de la tijera; comienza el corte en la base de la tijera y extiéndalo hasta la punta.
  • Corta tiras largas, una 15-20 veces.
  • Notarás que las cuchillas se vuelven más afiladas con cada tira de papel de lija cortada.
  • Si después de cortar las veces recomendadas piensas que aún le falta filo, haz los cortes adicionales que requieras.
  • Cuando hayas obtenido el resultado esperado, limpia las hojas de la tijera con un trozo de papel húmedo, esto es para eliminar cualquier resto de papel lija.

Cada corte que se realiza sobre el papel lija desgasta ligeramente el metal de las hojas de las tijera, lo que permite sacar el filo

Afilar las tijeras con papel aluminio        

El aluminio tendrá la misma función que el papel lija, para utilizarlo debes seguir los siguientes pasos:

  • Limpia y seca perfectamente las tijeras que deseas afilar.
  • Corta una hoja de al menos 25 centímetros de largo y procede a doblarla varias veces, con la finalidad de que te quede una tira gruesa.
  • Corta tiras de papel aluminio con la tijera sin filo; comienza el corte en la base de la tijera y extiéndalo hasta la punta.
  • El nivel de afilado dependerá del número de tiras que cortes. Se recomienda cortar entre 10 y 20 veces.
  • Notarás que las cuchillas se vuelven más afiladas con cada tira de papel aluminio cortado.
  • Si después de cortar las veces recomendadas piensas que aún le falta filo, haz los cortes adicionales que requieras.
  • Como en el caso anterior, una vez que hayas obtenido el resultado esperado, limpia las hojas de la tijera con un trozo de papel húmedo.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.