¿Los emoticonos y emojis se escriben antes o después del punto? Esto es lo que dice la RAE

Lo sabemos muy bien, solo acostumbramos a utilizar emoticones y emojis de manera informal durante los mensajes de WhatsApp, Messenger, Instagram, entre otras redes sociales, pero esto no significa que debamos renunciar al adecuado uso de nuestro idioma siguiendo las reglas gramaticales y ortográficas.

Por lo cual, si tú eres alguien a quien la correcta grafía durante la escritura es esencial y realmente importante, este artículo es para ti. Aquí te describiremos cuál es la forma correcta de utilizar los emoticones y emojis al enviar mensajes o realizar comentarios en las redes sociales.

¿Los emoticonos y emojis se escriben antes o después del punto?

La Real Academia Española (RAE) en el «Español al día» nos específica que esto depende de cómo afecta el emoticono o emoji a la oración, especificando que:

  • Si el emoji o emoticono afecta a todo el mensaje anterior, se recomienda escribirlo después del punto como elemento extraoracional. En esos casos, no es necesario colocar otro punto detrás del emoji. Ejemplo: Eres muy gracioso. 😉
  • Si solo afecta a la última parte de la oración, irá antes del punto para que no parezca que modifica al enunciado siguiente: Ejemplo: Estoy loco por ti 😍. ¿Puedo invitarte a cenar el sábado?
  • Si el emoji se usa como una pieza léxica, esto es, en sustitución de una palabra, la puntuación del enunciado en el que se integre no debe verse alterada, por lo que se mantendrán en su lugar los signos de puntuación que correspondan, es decir, los emojis o emoticones se posicionaran antes de las puntuaciones. Ejemplo: Eres un ☀️. / Estoy en el 🚗, así que te llamo más tarde, cuando llegue a 🏠.
  • Si aparece en el interior del enunciado, coincidiendo con un signo de puntuación, lo indicado es situar el emoji delante de este. Ejemplo: Últimamente no me encuentro muy bien 😥, pero supongo que todo mejorará.

¿Por qué debe de ser así?

La RAE destaca que los emojis y emoticonos no se consideran signos lingüísticos, aunque es cierto que en algunos casos puedan emplearse para reemplazar palabras, estos siguen siendo elementos extralingüísticos que debemos de cuidar que no interfieran con la correcta puntuación del texto escrito en la comunicación electrónica.

Además, enfatiza que estos tampoco son signos de puntuación, por lo que no pueden usarse como tales (salvo, naturalmente, aquellos que son imágenes de signos, como ❗ o❓); por lo tanto, la presencia de emojis o emoticones no debe estorbar el uso adecuado de los signos de puntuación necesarios.

«Aunque contribuyen a subrayar o a matizar el mensaje, añadiéndole expresividad, no dejan de ser elementos extralingüísticos; por ello, cuando se incluyen en un texto, deben situarse de modo que interfieran lo menos posible con los signos de puntuación y su posición no genere ambigüedades», describe la RAE.

Asimismo, la RAE especifica que no debe emplearse conjuntamente el emoji y la palabra que evoca, pues constituiría una redundancia innecesaria.

Y, describe que cuando quieran usarse consecutivamente varios emojis distintos o el mismo emoji repetido, bien para expresar un plural, bien para intensificar la emoción que se quiere transmitir, no deben separarse por comas ni por ningún otro signo de puntuación: ¡El domingo comemos paella! 😄👏😋

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.