La guía para enseñar a tu perro a ir al baño

Entrena a tu perro para que vaya al baño.

Uno de los pasos más importantes de tener un cachorro es que este aprenda a ir al baño en cierto lugar y a determinado horario, esto evitará que tu casa se vuelva un desastre y tener evacuaciones inesperadas por todas partes. Algunos piensan que la tarea de entrenar a un perro es bastante tediosa y complicada, pero la realidad es diferente. Existen algunos pasos a seguir para que tu mascota se dicipline y aprenda a hacer sus necesidades en un nuevo lugar. A continuación, cómo entrenar a tu perro para que vaya al baño. Esto también funcionará para los peros adultos.

Saca a tu cachorro con frecuencia

Al despertar, cada dos horas o después de comer, es importante sacar a tu perro al exterior para que atienda a sus necesidades en el lugar que le hayas asignado como nuevo espacio para la ir baño.

Elije un lugar

Selecciona un lugar donde el perro hará sus necesidades. Una vez seleccionado, piensa la frecuencia con la que debe ir a este nuevo lugar, es importante siempre llevarlo con correa (si es necesario). Mientras tu cachorro hace sus necesidades, repítele una frase específica para que él recuerde cada que deba de hacer y se familiarice con dicho lugar, Siempre que vayan a este lugar juega un poco con ellos para que tengan un recuerdo agradable y lo vean como un sistema de recompensa. Es importante que la frecuencia con la que el cachorro irá se ajuste a sus necesidades y condición médica.

Premia a tu perro cada vez que haga en ese lugar

Como se mencionó anteriormente, los cachorros necesitan sentirse premiados por su buen trabajo para tener más probabilidad y así lo repliquen. Elógialo o dale algún premio inmediatamente después de que este termine. Es importante hacer esto y replicarlo todas las ocasiones, ellos aman sentirse recompensados y hay más posibilidades de que aprendan de esta manera.

Selecciona un horario de alimentación

Además de que tu perro sepa dónde debe de ir al baño, también debe de conocer cada cuánto ir, de esta manera evitaras evacuaciones inesperadas por tu casa. Frecuentar un horario para alimentar a tu mascota también va a contribuir a que sepa cada cuánto tiene que ir a ese nuevo lugar. De esta manera su entrenamiento será más sencillo para los dos.

Recoge el plato de agua y comida

Recoger el plato de comida del perro va de la mano con establecer su horario de alimentación. Ya sea una hora antes de acostarse, retira su plato para que no tenga necesidad de evacuar en horarios no establecidos. Por lo general los perros son capaces de abstenerse de ir al baño por siete horas mientras duermen. Esto ayudará a que le quede claro a qué hora ir a ese nuevo lugar asignado.

Otras recomendaciones

Los pasos anteriores tendrán que ser suficientes para asegurar que tu mascota aprenda a ir al lugar asignado para atender sus necesidades, sin embargo, existen otras recomendaciones que pueden facilitar esta tarea. The Humane Society dice lo siguiente:

  • Sin mucho drama, llévalos inmediatamente a su baño exterior. Felicita a tu cachorro y dale una golosina si termina allí.
  • No castigues a tu cachorro por hacer sus necesidades en la casa. Si encuentra un área sucia, simplemente límpiela. Frotar la nariz de tu cachorro, llevarlo al lugar y regañarlo o cualquier otro castigo solo hará que te tenga miedo o que tenga miedo de hacer sus necesidades en tu presencia. El castigo hará más daño que bien.
  • Limpie bien el área sucia. Los cachorros están muy motivados para seguir ensuciándose en áreas que huelen a orina o heces.
  • Es extremadamente importante que utilice estos procedimientos de supervisión y confinamiento para minimizar el número de accidentes. Si permite que su cachorro haga sus necesidades con frecuencia en la casa, se confundirá acerca de dónde se supone que debe ir, lo que prolongará el proceso de entrenamiento en la casa.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.