10 increíbles palabras que usas a diario y que no sabías que vienen del náhuatl

México es uno de los países del mundo con mayor diversidad lingüística, además del español, se hablan 69 lenguas originarias y es hogar de 71 pueblos indígenas, cada uno con una gran riqueza cultural.

La Secretaría de Cultura de México indica que nuestra nación se encuentra entre los primeros 10 países con más lenguas originarias y ocupa el segundo lugar con esta característica en América Latina, después de Brasil. De este modo, se reporta que en el territorio existen casi 7 millones de hablantes de alguna lengua indígena.

Dentro de estas una de las más destacables es el náhuatl pues es la lengua indígena con mayor número de hablantes, según reporta el INEGI, alrededor de 1,448,936 personas hablan esta lengua. Esta población se distribuye en todo México, pero se encuentra la mayor concentración en Puebla, Veracruz e Hidalgo.

Por si esto no te parece lo suficientemente impresionante, debes de saber que esta lengua tiene miles de años de antigüedad, por lo cual, no debe de ser extraño que haya tenido gran influencia en el mundo hispanohablante, dándole nombre a alimentos, objetos y acciones que hoy en día usamos a diario.

De hecho, se estima que existen más de 4000 palabras en el español que vienen del náhuatl, aquí te mostramos solo algunos ejemplos que esta lengua indígena le regaló al español.

10 increíbles palabras que usas a diario y que no sabías que vienen del náhuatl

  • Aguacate. La palabra proviene del náhuatl «ahuacatl» que significa testículo, referente a la forman en la cual dicho fruto cuelga del árbol.
  • Apapachar. Descrita como la palabra más bella que el náhuatl le regaló al español. Apapachar proviene de la voz náhuatl «patzoa» que significa ‘apretar o comprimir algo’ y que actualmente se define y se usa para referirse a ‘abrazar o acariciar con el alma’.
  • Chicle. Esta palabra proviene del náhuatl «tzictli» que hacía referencia a la goma o resina extraída del árbol chicozapote, conocido también como el árbol del chicle.
  • Chocolate. Una de las palabras que el náhuatl no solo le dio al español, sino al mundo. Proviene de la voz en náhuatl «xocoatl», que significa agua agria. Aunque hoy en día el chocolate comercial es bastante dulce, todos sabemos perfectamente que este alimento es realmente amargo.
  • Chile. Uno de los alimentos preferidos por los mexicanos. Esta palabra viene del náhuatl «chilli» que hace referencia precisamente a estos famosos frutos picantes que desde tiempo inmemorables eran venerados por las poblaciones de esta región.
  • Chípil. Una palabra típica de México. Proviene del náhuatl «tzipitl», cuyo significado a un niño que está enfermo o desganado por estar embarazada su madre. Actualmente en México se utiliza para referir a un estado de “tristeza” o sentimiento de “malestar emocional”.
  • Chapulín. Esta palabra proviene de la voz náhuatl «chapolín» y justamente hace referencia a al pequeño animal también descrito como “saltamontes” de hasta 8 cm de longitud, de color verde, con cabeza gruesa, ojos prominentes, antenas finas y alas membranosas, patas anteriores estrechas, alargadas y resistentes, y las posteriores, mucho más grandes y delicadas.
  • Elote. Del náhuatl «élotl» y hace referencia a la mazorca tierna de maíz, que se consume, cocida o asada, como alimento en México y otros países de América Central.
  • Guacamole. Del náhuatl «ahuacamulli» que se describe como un manjar de aguacates con chiles.
  • Comal. Este increíble instrumento de cocina que nos permite hacer y calentar las tortillas proviene de la voz en náhuatl «comalli» que hace referencia al disco de barro o metal que se utilizar para cocer tortillas de maíz.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.