Un sorprendente descubrimiento del James Webb demuestra su capacidad para detectar vida en otros planetas

Los elementos que componen la vida tal y como la conocemos están regados por todo el Universo. Después de todo, en cuanto a los elementos químicos que componen nuestros cuerpos no son tan especiales, ya que estos son de los más abundantes. El punto clave es que necesitan unirse y formar estructuras más complejas. Y ahora la pregunta es, ¿cómo sabemos si ciertas características indican la presencia de vida?

El nuevo telescopio espacial James Webb puede hacer muchas cosas, desde ver objetos cercanos del Sistema Solar hasta las galaxias más remotas a miles de millones de años luz. También puede determinar la composición química de las atmósferas de los exoplanetas. Y como sabemos que la atmósfera juega un papel importante en el desarrollo de la vida, aquí puede estar la respuesta a muchas interrogantes. La presencia de vida de igual forma transforma la atmósfera, las observaciones detalladas pueden brindar evidencia de la llamada «firma biológica».

En astronomía es común ver detalles sobre temperaturas y velocidades exactas de cosas que están demasiado lejos para visitarlas, que son poco prácticas para sondearlas y que, en algunos casos, son imposibles de observar directamente. ¿Cómo es posible obtener mediciones tan detalladas como estas? La respuesta es la espectroscopia, pero vayamos paso a paso para no perderse.

Actualmente se han identificado más de 5 mil exoplanetas en nuestra galaxia -la Vía Láctea- muchos de ellos potencialmente habitables. Hace unas semanas, Webb nos dio detalle de la atmósfera de uno de estos. Webb miró al exoplaneta denominado como WASP-96 b, ubicado a 1.150 años luz de distancia en la constelación del cielo austral de Phoenix.

El telescopio espacial proporcionó el espectro de exoplanetas más detallado hasta la fecha. ¡Webb detectó la firma inequívoca de agua, indicios de neblina y pruebas de nubes (que antes se creía que no existían allí)! Significa que el telescopio es capaz de revelar las características de estos exoplanetas con un detalle sin precedentes y si los hay, pronto puede revelar signos de vida. Disfrute de los espectros del exoplaneta a continuación.

(Crédito de la imagen: NASA, ESA, CSA y STScI).

Lo sé, lo sé. Esto no es tan atractivo. Sin embargo, aunque no son un deleite para los ojos en comparación con las espectaculares imágenes, nos proporcionan una exquisita información. Mientras que las imágenes proporcionan información sobre el tamaño, la forma y la estructura de la materia en el espacio, los espectros proporcionan detalles clave como la temperatura, la composición y el movimiento. ¡Son igual de importantes!

«Si no está familiarizado con la espectroscopia, probablemente sea porque los espectros (que suelen presentarse en forma de gráfico) no suelen tener mucho atractivo estético», explica el equipo de Webb. «Pero aunque no parezcan tener mucha prensa, los espectros están, de hecho, humildemente, entre las bambalinas de algunos de los titulares más intrigantes de la astronomía».

La espectroscopia consiste en analizar los espectros: los patrones detallados de colores (longitudes de onda) que los materiales emiten, absorben, transmiten o reflejan. No es cosa del otro mundo, en otras palabras, podemos decir que es simplemente un método científico para estudiar objetos y materiales basándose en el color.

No es una técnica propia de la astronomía, también se utiliza en una gran variedad de campos como la ciencia de los materiales, la ciencia de la Tierra, la medicina, la medicina forense, la seguridad nacional y la seguridad alimentaria. Recuerda, no son simples gráficos, en la actualidad es de mucha utilidad; así que puedes sonreír y estar orgulloso de aprender sobre esta joya. Espero que la próxima vez puedas disfrutar más de los espectros.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.