Utiliza estos ingredientes de cocina para eliminar la plaga de hormigas de tu jardín y hogar

Los amantes de las plantas, así como las personas que cuidan de un huerto, reconocerán muy bien que una de las principales dificultades para mantener un prodigioso jardín son las frecuentes plagas de insectos que encuentran en él un gran banquete del cual alimentarse.

Ante esto, es posible que el uso de insecticidas no sea la opción que prefieras utilizar, debido a su toxicidad y a su costo, por lo cual, podemos hacer uso de la actividad biológica que presentan ciertas plantas para obtener alternativas naturales, eficaces y caseras para el control de plagas, en este caso específico, para las hormigas.

Estos pequeños insectos pueden dañar y afectar la salud de tus plantas de distintas maneras, por lo cual, mantenerlas alejadas de tu huerto o jardín es la mejor opción. Para ello te mostramos distintos métodos que te serán de ayuda.

Ajo

Se ha demostrado en distintos estudios que el ajo (Allium sativum) tiene un efecto, sobre todo de repelente, frente a distintas plagas, incluyendo diferentes tipos de hormigas. Además, su uso no presenta fitotoxicidad, lo que quiere decir que resulta seguro para las plantas.

Preparar este remedio casero es muy sencillo, solo necesitas una cabeza de ajo, agua y, opcionalmente, de 2 a 3 clavos de olor.

Debes comenzar licuando o triturando la cabeza de ajo (puedes dejarle la cáscara) junto con los clavos de olor y el agua (aproximadamente dos vasos), hasta que quede una mezcla más o menos homogénea.

Una vez realizado esto, se recomienda dejar reposando durante todo un día. Transcurrido el tiempo, simplemente coloca la mezcla en un recipiente que te permita esparcirlo sobre tus plantas.

Este repelente natural te permitirá mantener alejadas a las hormigas que preferirán ir en busca de otra fuente de alimento.

Canela

La canela contiene sustancias biológicamente activas con propiedades insecticidas, siendo los más importantes contribuyentes de este efecto el eugenol y el cinamaldehído, cuyo principal modo de acción es ser repelente, aunque también se ha comprobado que tiene un efecto destructivo sobre ciertos insectos a altas concentraciones.

De este modo, podemos utilizar a la canela como un insecticida eficaz y natural. Sigue los siguientes consejos para su uso: Toma un poco de canela en polvo, o en caso de no tener puedes moler unas cuentas «ramitas» de esta especia, y esparcela alrededor de las plantas o de la abertura del hormiguero.

Clavos de olor

Está ampliamente documentado la actividad insecticida y repelente del clavo de olor ante distintas plagas que invaden las plantas. Esta propiedad se debe a la composición química de estos botones secos, principalmente a el eugenol y sus derivados.

Para preparar este insecticida natural necesitas triturar los clavos de olor que creas necesarios, dependiendo de la extensión que requieras abarcar. Posteriormente, deberás de esparcir el polvo cerca de tus plantas o alrededor del hormiguero, se ha comprobado que el polvo de clavo repele y propicia la mortalidad en hormigas.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.