Recuperan un tesoro invaluable de un naufragio de hace 366 años

La asombrante noticia de la recuperación de un tesoro de hace 366 años emocionó sin duda a muchas personas y más ahora que se podrá disfrutar por primera vez de la exhibición de las piezas recuperadas de esta embarcación en el Museo Marítimo de las Bahamas.

El Museo Marítimo de las Bahamas es una institución de propiedad privada que abrió sus puertas el pasado 8 de agosto del presente año en Freeport (Gran Bahama).

Nuestra señora de las Maravillas era un barco galeón del siglo XVII Altamirante que naufragó en 1656 al norte de las Bahamas para nunca más volver a ser visto arribando en algún puerto.

El barco partió de España en julio de 1654 llegando a Colombia en agosto del mismo año y debido a un retraso inesperado con una parte del cargamento que transportaría de regreso a Sevilla tuvo que pasar el invierno en Cartagena para evitar la temporada de huracanes.

Nuestra señora de las Maravillas se hundió casi a media noche frente a Little Bahama Bank el 4 de enero de 1656, luego de que el buque insignia la Maravilla chocara debido a un error de navegación contra el buque que llevaba por nombre el de Nuestra Señora de la Concepción, para terminar hundido en un arrecife en menos de 30 minutos después de la colisión, a unos 70 km de las costas de las Bahamas.

A bordo iban 650 pasajeros, de los cuales, lamentablemente la mayoría perdió la vida, logrando sobrevivir solo 45 personas, del resto de tripulantes nunca más se supo.

Lo que hace tan especial al buque insignia de Nuestra señora de las Maravillas es que en el momento de su colisión hizo, más que nunca, honor a su nombre, pues en efecto, llevaba un cargamento lleno de maravillas y como una peculiaridad, en dicho viaje transportaba una carga doble.

Por una parte, llevaba su propio cargamento de plata, pero también la plata recuperada del naufragio del barco Jesús María de la Limpia Concepción, hundido en Ecuador.

Entre 1656 y 1990 se logró recuperar 3.5 millones de piezas de dicho tesoro, pero el buque Maravilla siguió siendo de intereses para la compañía Allen Exploration quien busca restos de naufragios con el fin de reconstruir el estilo de vida, vestimenta y hasta las vasijas donde comían los tripulantes en altamar, aunque también ofrece un vistazo histórico del final de la Edad de Oro en España.

El equipo de Allen Exploration logró recuperar monedas de oro y plata, piedras preciosas entre las que se encuentran esmeraldas y amatistas; también se encontró un lingote de plata de 75 libras.

Un anillo de perlas, cuatro colgantes que llevaban los caballeros de la orden de Santiago, botellas de vino y la empuñadura de plata de una espada fueron algunos de los objetos personales de los tripulantes que también fueron recuperados.

Botella de vino y piedras recuperadas por Allen Exploration.

Hoy en día los dueños del tesoro recuperado le pertenecen al Gobierno de las Bahamas, de acuerdo a la Ley de Antigüedades, Monumentos y Museos (2011).

Allen Exploration logró obtener una licencia de excavación en el año 2020 por lo que los hallazgos se dividen entre ellos y el gobierno de dicho país, por el momento no hay intenciones de vender o separar la colección.

Si quieres conocer todos los detalles puedes consultar: Bahamas Maritime Museum

Comparte ciencia, comparte conocimiento.