Científico se disculpa por hacer pasar un pedazo de comida como una fotografía del James Webb

Hace unos días el reconocido físico francés Étienne Klein se vio obligado a emitir una disculpa pública tras generar gran polémica, confusión y engaño entre los internautas y ciertos medios de comunicación, al compartir en su cuenta de Twitter una fotografía que presuntamente había sido capturada por el telescopio espacial James Webb, pero que en realidad no era nada cercano a ello.

Étienne Klein agregó en la descripción de la imagen «Foto de Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol, ubicada a 4,2 años luz de nosotros. Fue capturada por el James Webb. Este nivel de detalle… Un nuevo mundo se revela día tras día»

Esta publicación causó gran revuelo, la gran mayoría de sus seguidores, internautas que se topaban con la imagen e incluso medios de comunicación de inmediato creyeron en la veracidad de esta información y la compartieron con gran entusiasmo.

Muchos factores pudieron desencadenar esto, en primera instancia el calor generado después de que la NASA revelará las primeras insólitas e impresionantes capturas del James Webb. Además, el hecho de que la información provenía de una fuente que comúnmente se considera confiable, ya que era la cuenta de Twitter de un científico, que pocos cuestionarían.

Sin embargo, la realidad es que la supuesta y extraordinaria captura del James Webb se trataba de una rodaja de chorizo que se encontraba sobre un fondo negro. Según se describe, el objetivo de esta publicación no era en absoluto que se tomará como verdadera, sino simplemente el hecho de realizar una broma o especie de “meme”, como muchos de los que circulan en redes.

«Me sorprendió el alcance de la difusión: pensé que la imagen se detectaría inmediatamente como falsa. Y cuando vi que un importante periodista de BFMTV (un canal de noticias francés de 24 horas) se entusiasmaba con el tema y que corría el riesgo de difundirlo, le dije que era una broma. Se lo tomó con mucho humor», describe Klein en un comunicado.

Esto lo obligó, en primera instancia, a aclarar en su tuit inicial lo siguiente:

«Me siento obligado a aclarar que este tuit que muestra una supuesta captura de la Próxima Centauri fue una forma de diversión. Aprendamos a desconfiar tanto de los argumentos de autoridad como de la elocuencia espontánea de ciertas imágenes. Según la cosmología contemporánea, ningún objeto perteneciente a la charcutería española existe más que en la Tierra».

Además, emitió una disculpa pública para todas aquellas personas que lo tomaron como cierto, a su vez que invitó a todo el público a tener cuidado con las imágenes e información que circula por la redes, indicando que es bastante cuestionable el hecho de cómo las noticias falsas siempre tienen más éxito que las noticias reales. De este modo indicó que:

«Vengo a presentar mis disculpas a aquellos a quienes mi bulo, que no tiene nada de original, haya podido escandalizar. Simplemente quería instar a la cautela con imágenes que parecen elocuentes por sí mismas».

Finalmente describe el físico en otro comunicado que sus intenciones tenían en primer lugar un objetivo educativo hacia los internautas para crear conciencia sobre las imágenes y noticias falsas, aunque en realidad resulto todo lo contrario.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.