¿Has visto alguno de estos insectos? ¡No lo mates! Aquí te explicamos por qué

Seguramente has visto a uno de estos pequeños insectos alguna vez en tu vida, y quizás lo reconozcas como un animal peligroso del cual debes huir o, en el peor de los casos, al cual debes matar para evitar el daño mortal de su mordedura. De hecho, desafortunadamente, es muy factible que muchas personas hayan realizado esto, pero ¿Realmente son venenosos? Aquí desenmascaremos esto.

¿Qué son?

Son conocidos comúnmente como cara de niño, grillos de Jerusalén o cara dulce, entre otros distintivos nombres. No son una especie de araña, ni alacrán u hormiga grande, al igual que estos, los cara de niño pertenecen al gran grupo de los artrópodos y, específicamente, corresponden a un género de grandes insectos no voladores conocido como Stenopelmatus.

¿Realmente son peligrosos?

Los Stenopelmatus o caras de niño cuenta con una peculiar aspecto físico que por mucho tiempo ha estigmatizado a estos pequeños organismos, lo que a su vez ha propiciado que existan muchos mitos sobre él, sin embargo, todos estos son falsos.

Una de las cuestiones que más ha perseguido de manera errónea a los cara de niño es que estos son agresivos y que su picadura (o mordedura) es mortal, sin embargo, esto está muy lejos de la verdad, ya que estos peculiares insectos NO cuentan con ningún tipo de veneno y tampoco son capaces de picar, ya que no cuentan con alguna especie de aguijón.

Lo único de lo que están dotados los Stenopelmatus es de una fuerte mandíbula, la cual no está destinada para morder a los humanos o causarnos ningún tipo de daño, más bien la utilizan para alimentarse, principalmente de materia orgánica muerta, así como de otros insectos.

Por lo cual, es importante que comprendas que son inofensivos para las personas. Si te encuentras con uno de estos insectos a tu paso, déjalo libre, no lo mates. Él no intentará provocarte ningún tipo de daño y es muy probable que, de hecho, este huyendo de ti, o solo haya salido de las profundidades de la tierra (que es donde viven) en busca de comida.

Te contamos un poco más sobre estos insectos

Se distinguen distintas especies del género Stenopelmatus, son nativos del Oeste de Estados Unidos, algunas partes de México y suelen también distribuirse en América Central. Pasan la mayor parte del tiempo bajo la tierra humedad, son de hábitos nocturnos, por lo cual, durante las noches suelen salir a buscar alimento o pareja para reproducirse.

Como ya se mencionó, su alimentación se basa en materia orgánica muerta, y algunas clases de insectos, para lo cual utilizan sus fuertes mandíbulas. Pueden medir hasta 7.5 centímetros de largo, no cuentan con alas, pero sí con unas patas provistas de espinas para excavar en el suelo, que es donde habitan.

Además, cuentan con unas largas patas traseras que se asemejan a las que tienen los grillos, sin embargo, no tiene la capacidad de saltar, pero sí produce un ruido similar al de estos durante la noche para buscar pareja, aunque suele ser imperceptible para nosotros.

Como todos los organismos que habitan el planeta, cumplen un rol muy importante para el medio ambiente, desde la cadena alimenticia, hasta la contribución al crecimiento de las plantas, ya que sus hábitats debajo de la tierra permiten la oxigenación del suelo.

Así que ya lo sabes, los cara de niño son inofensivos, NO LOS MATES.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.