Esta es la razón por la que necesitas dormir para mejorar la memoria y el aprendizaje

¿Es cierto que necesitas dormir para consolidar el aprendizaje y la memoria? Es probable que alguna vez hayas escuchado de la relación entre el sueño y estos procesos cognitivos, o que alguien te haya advertido sobre cómo pasar por alto las horas de descanso por preferir estudiar para una evaluación, podría ser contraproducente. Esto es, digamos, algo que de manera general se reconoce.

Es cierto que dormir es necesario para el organismo y para nuestra salud, aunque por mucho tiempo no se supo exactamente de qué forma, hoy en día se distinguen distintas vías y mecanismos que están implicados durante las horas de sueño.

En cuanto a cómo los procesos cognitivos del aprendizaje y la memoria se consolidan durante el sueño, los científicos ya habían revelado un posible mecanismo hallado en modelos animales, y, recientemente, un grupo de investigadores del Hospital General de Massachusetts en colaboración con colegas de la Universidad de Brown y otras instituciones, han comprobado este hecho al observar el mismo fenómeno, pero ahora en humanos.

El nuevo estudio fue publicado en la revista The Journal of Neuroscience y, como muchos reconocerán, la comprobación en humanos de las cuestiones descubiertas en modelos animales es vital para respaldar de manera contundente los hallazgos. Así, describen los autores del estudio que «si bien esto se demostró ampliamente en roedores, la evidencia de reproducción en humanos, particularmente en lo que respecta a la memoria motora, es menos convincente».

¿De qué se trata el mecanismo hallado en modelos animales?

El mecanismo se reconoce simplemente como repetición del disparo neuronal durante el sueño y en realidad no es mucho más de lo que el mismo nombre indica. Como bien sabemos, la repetición es una estrategia para entrenar el cerebro a recordar nueva información, lo hacemos constantemente para memorizar algo, pues algo similar sucede, pero de manera inconsciente, durante el sueño.

Explica el neurólogo Daniel Rubin, autor principal del estudio, para la Universidad de Harvard que lo observado en modelos animales se basa en que «si se entrena a un ratón para que encuentre su camino a través de un laberinto, los dispositivos de monitoreo pueden mostrar que un patrón específico de células cerebrales, o neuronas, se iluminará a medida que atraviesa la ruta correcta. Luego, más tarde, mientras el animal duerme, puedes ver que esas neuronas se dispararán nuevamente en el mismo orden».

Así, se sugiere que la forma en la cual se consolida la memoria y el aprendizaje durante el sueño se debe a que nuestro cerebro está practicando o repitiendo la información recién aprendida.

¿Cómo se comprobó esto en humanos?

Con la finalidad de responder si este conocimiento se podía extrapolar a los humanos, así como con los diferentes tipos de aprendizajes, los investigadores se propusieron evaluar esto específicamente para el aprendizaje de habilidades motoras en la corteza motora humana.

Así, los investigadores evaluaron esto en un hombre con tetraplejia, en la cual se afecta parcial o completamente el uso de las cuatro extremidades y el torso. El individuo utiliza un dispositivo que permite conectar su cerebro con una computadora para ejecutar acciones.

Para este estudio, se le pidió memorizar una tarea similar al juego de patrones de colores de Simon, en el cual se debe recordar y reproducir la secuencia de luces. Además, se le implantaron unos sensores en la corteza motora para medir y distinguir la activación neuronal, las cuales fueron registradas con éxito.

Posteriormente, y aquí viene la parte más interesante, mientras él dormía, se realizaron los mismos registro en su corteza motora y, al hacerlo, se observó que, sobre todo durante la fase de sueño profundo, el registro de la actividad neuronal era la misma, es decir, su cerebro estaba repitiendo una y otra vez lo aprendido durante el día para consolidarlo en su memoria a largo plazo.

«Básicamente estaba jugando el juego durante la noche mientras dormía. En varias ocasiones, los patrones de disparo neuronal del hombre durante el sueño coincidieron exactamente con los patrones que ocurrieron mientras realizaba el juego de combinación de memoria ese mismo día. Esta es la evidencia más directa de reproducción de la corteza motora que se haya visto durante el sueño en humanos», describe Rubin.

Finalmente, esto contribuye de manera muy importante a un mayor entendimiento de cómo funciona el cerebro humano y este hecho comprueba que las horas de sueño son importantes para la consolidación del aprendizaje y la memoria de los conocimientos abordados durante el día, ya que, tu cerebro necesita repasar esto por cuenta propia.

Para más detalles puedes consular: The Journal of Neuroscience y/o Universidad de Harvard

Comparte ciencia, comparte conocimiento.