¿Por qué nunca debes pisar una cucaracha?

Una de las primeras reacciones al ver a estos insectos rondar nuestro hogar es el sobresalto y el intento de huida lo más lejos posible de este repulsivo animal, sin embargo, una vez dentro de la casa la acción irremediable debe ser eliminarlo, aunque esto no es una tarea fácil.

Normalmente los más valientes del hogar tienen el cometido de matar a la (o las) cucaracha(s) encontrada(s) e, incluso como un instinto, el aplastarla es la primera reacción, ya sea con los propios pies o con la ayuda de una potente arma, la escoba. Lo cierto es que la biología doto a estos pequeños animales de una considerada rapidez que le permite huir velozmente de cada intento de golpe sobre ellas, asimismo, tienen dura ornamentación denominada caparazón o exoesqueleto que les permite salir ilesas cada vez que son aplastadas; actualmente se ha determinado que las cucarachas pueden aguantar presiones 900 veces mayores a su peso corporal.

De esta manera, a pesar de que aplastarlas es un instinto y parece la mejor forma de erradicar a estos insectos de tu hogar, en realidad no se recomienda hacerlo. Para empezar, se requiere que, al aplastarlas, el movimiento lleve una fuerza realmente considerada para matarlas o que se realice esta acción en varios intentos puesto que su duro exoesqueleto las protege muy bien y, aunque podría parecer que logramos ejecutarlas, en realidad éstas podrían sobrevivir y, una vez que se tiran al bote de basura, logran escapar.

Además, al aplastarlas, las cucarachas pueden liberar sustancias de su exoesqueleto y sus secreciones que son alérgenos para los humanos y provocar, al esparcirse por el hogar, reacciones alérgicas como rinitis y/o conjuntivitis en niños y adultos. Otra cuestión que también puede suceder al pisarlas es que, sobre todo ante condiciones de alimentación baja, una vez que un animal de estos está muerto, se puede considerarse un alimento de otras cucarachas debido a que se nutren de materia orgánica en descomposición.

En el mismo sentido, ante una plaga grave de estos animales se considera que cuando se aplastan éstas pueden liberar ciertas sustancias que ahuyenta a las demás cucarachas y que, consecuentemente, evitara encontrarlas de manera sencilla. De esta manera, lo cierto es que la mejor forma de erradicarlas es evitar que éstas entren a nuestro hogar.

Para cumplir con este objetivo lo más importante es mantener la casa pulcra todo el tiempo, sobre todo los lugares en los cuales se consumen o se preparan los alimentos, como en la cocina o comedor. De esta manera, se recomienda limpiar estas áreas después de cada comida, tanto suelos como mesas y estufa, así como guardar muy bien cada alimento o restos que se encuentren al alcance de estos insectos, esto evitara atraerlas puesto que éstas ingresan a los hogares debido a que en ellos encuentran una gran fuente de alimentación.

Asimismo, se recomienda evitar en la medida de lo posible los restos de comida en el fregadero, sellar muy bien las bolsas de basura para evitar que las cucarachas ingresen en éstas en busca de alimento y recolectar constantemente la basura y retirarla del hogar lo antes posible. De esta manera, la limpieza exhaustiva nos mantendrá a salvo de encontrarnos una cucaracha dentro de nuestra casa.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.