¿Para qué sirven las cucarachas en el mundo?

Si pensamos en cucarachas, probablemente no tengamos un excelente recuerdo con estos animales que, a pesar de su pequeño tamaño, provocan el sobresalto, gritos y huidas de muchas personas. En general, estos insectos entran dentro de la lista de animales repulsivos para los humanos, por no mencionar que probablemente es el animal menos querido por nosotros.

Estos insectos son bien reconocidos por su gran adaptabilidad en ambientes hostiles, así como por su velocidad y su dura ornamentación que, en muchos de los casos, ha facilitado su huida y permitido su supervivencia, cuando se encuentra en persecución por lo humanos. Estos animales se distribuyen alrededor de todo el mundo en distintos hábitats incluyendo, especialmente, áreas urbanizadas y llenas de potencial alimento para nutrirse.

A pesar de ser una animal poco querido y preferido por los humanos, las cucarachas, al igual que todos los sistemas vivos en nuestro planeta, juegan un papel vital en los ecosistemas que habitan; la desaparición de estos animales conllevaría a perturbaciones importantes en el ambiente.

Para empezar, una fuente importante de alimentación para estos insectos es la materia orgánica en descomposición que se encuentra en los suelos, por ejemplo, excremento, material vegetal u otros animales muertos; su consumo por las cucarachas contribuye a la degradación y eliminación de estos y, su transformación dentro del organismo de las cucarachas y su posterior excreción propicia el aporte de nutrientes necesario para la fertilidad del suelo.

A su vez, juegan un papel muy valioso en el ciclo biogeoquímico del nitrógeno que es un elemento indispensable y fundamental para el crecimiento de las plantas y para el ambiente en general. Esto se lleva a cabo debido a que, dentro de los intestinos de ciertas cucarachas, se encuentran bacterias fijadoras de nitrógeno que les permiten aportar y reincorporar este elemento al suelo a través de sus excretas y así contribuir en el progreso del ciclo del nitrógeno.

Otra contribución destacable es que algunas especies de cucarachas se alimentan preferentemente de polen y néctar de ciertas plantas, tras este proceso, al igual que las abejas o los colibrís, las cucarachas son una fuente importante de polinización.

Además, se debe tomar en cuenta que las cucarachas son un eslabón en la cadena trófica y, por tanto, son una fuente vital de alimento para muchas otras especies como aves, plantas carnívoras, arañas, escorpiones y algunos otros mamíferos. De esta manera, juegan un papel indispensable para el mantenimiento y el equilibrio de los ecosistemas que habitan.

Finalmente, es indispensable reconocer lo trascendentales que son estos pequeños organismos en el planeta Tierra, a pesar de lo repulsivo que puedan ser para muchas personas, su persistencia y sobrevivencia contribuye rotundamente a los ecosistemas que habita y, su función biológica no se limita a espantar a los humanos cada vez que se encuentran con una, definitivamente lo hacen, aunque éste no sea su cometido.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.