Hito científico. Se ha logrado erradicar el cáncer de hígado en ratones

La histotricia es una técnica novedosa y experimental de ultrasonido enfocado que se está estudiando como una potencial terapia ante el cáncer. Se distingue como la primera tecnología de ablación no invasiva, no ionizante y no térmica que se basa en imágenes en tiempo real y en energía acústica generada por un transductor que se dirige a un objetivo dentro del cuerpo, en este caso, a tumores.

Se describe que la técnica destruye mecánicamente el tejido objetivo (diana); cuando la energía acústica en forma de pulsos cortos de alta precisión alcanza los tumores, se induce una cavitación controlada sobre estos, es decir, las ondas sonoras aplican una presión suficientemente negativa en el tejido e inducen la formación de microburbujas mediante la vaporización de los fluidos, lo que conduce a estrés mecánico y tensión que propician la destrucción celular, que también se denomina ablación.

Una de las ventajas que se puede encontrar en esta técnica es que la fuerza mecánica de los propios tejidos genera resistencia a la ablación (dependiendo del tejido), por lo cual, se puede inducir un daño selectivo al tumor. Los reportes indican que se ha observado que la destrucción celular puede ser completa obteniendo, al final de la histotricia, restos celulares de consistencia líquida que se reabsorbe por el cuerpo en dos meses.

En este sentido describen los autores de un estudio publicado en la revista Cancers que, a pesar del creciente cuadro de evidencia preclínica que ha comprobado la eficacia en la reducción tumoral, no existen pruebas contundentes que comprueben cómo afecta la histotricia a la recurrencia y metástasis de los tumores. De esta manera, se propusieron evaluar el efecto de la ablación tumoral con esta técnica en la progresión, recurrencia, metástasis e infiltración inmunitaria en cáncer hepático metastásico en roedores como modelo biológico.

Se generaron tumores hepáticos en las ratas, las cuales se dispusieron posteriormente en dos grupos: animales con tratamiento mediante histotricia (11 ratas) y animales controles sin tratamiento (11 ratas). La ablación fue parcial al dirigirse entre el 50 y 75% del volumen total del tumor, se monitoreó a los animales por aproximadamente tres meses mediante resonancia magnética nuclear para seguir el crecimiento del tumor y, al menos para los animales control, se esperó alcanzar la enfermedad en la etapa terminal aceptada; una vez que se llegó a este punto, se realizaron los estudios pertinentes a los tumores. Adicional a esto, a un grupo de animales solo se le trato mediante histotricia en aproximadamente el 25% del volumen tumoral.

Los hallazgos encontrados fueron totalmente satisfactorios, se demostró que más del 80% de los animales tratados con histotricia (9/11) presentaron un retroceso total del tumor a partir del día siente del experimento, sin recurrencia ni metástasis hasta el final del experimento (después de tres meses), observando únicamente el tejido cicatricial derivado de la disrupción tumoral y sin células tumorales viables observables. En contra parte, el 100% de los animales que no fueron tratados (11/11) demostraron progresión tumoral local y desarrollaron metástasis alcanzando el pico de la enfermedad dentro de la primera y tercera semana del estudio.

Además, los hallazgos de la infiltración inmunitaria demostraron que a partir del día dos, en los animales tratados con histotricia, se observó un aumento en las células inmunológicas en comparación con los controles, lo que sugiere que la terapia induce una respuesta inmune positiva que ayuda a combatir a los tumores.

De esta manera, los resultados en ratas con cáncer de hígado evidencian que la histotricia es una técnica exitosa para la ablación tumoral que permite detener y revertir la progresión de los tumores, así como evitar la metástasis sin aumentar el riesgo de que ésta se deriva después de la ablación además de que parece estar implicada en generar una respuesta inmunológica que contribuye al ataque de las células cancerígenas.

Por último, indican los autores que se espera que esta evidencia contribuya a seguir evaluando la seguridad y eficacia de esta terapia contra el cáncer, actualmente se están llevando a cabo ensayos en humanos con cáncer de hígado con la esperanza de poder aplicar esta terapia en la clínica.

El reporte completo se encuentra en: Cancers

Comparte ciencia, comparte conocimiento.