¿Por qué temblamos cuando hace frío? la ciencia te lo explica en dos minutos

Estamos por concluir la temporada invernal de este ciclo, y con ello se van muchas situaciones incómodos que experimentamos con el frío, por ejemplo, esos movimientos temblorosos involuntarios. Durante la temporada de invierno estamos más propensos a sufrir temblores a causa del frío, pero alguna vez te has preguntado ¿Por qué reacciona el cuerpo así? ¿Qué parte del cuerpo lo provoca? Continúa leyendo para saber la respuesta correcta.

La temperatura corporal varía dependiendo de la edad, la alimentación, la actividad que se realice y el lugar donde se encuentre una persona. Una temperatura considerada «normal» va desde los 36.1° C hasta los 37.2°C.

El cerebro es el encargado de regular constantemente la temperatura y asegurarse que no baje repentinamente y en exceso. Cuando esto llega a suceder, el cerebro manda la orden, es decir, impulsos eléctricos por medio de la columna vertebral a los músculos para expandirse y contraerse rápidamente; estos movimientos o temblores producen una hormona llamada irisina, que genera calor, con el fin de elevar la temperatura corporal a su nivel normal y evitar temperaturas por debajo de los 35°C.

Dicho en otras palabras, el tiriteo incontrolable a causa del frío es una señal del cuerpo para mantenerse cálido, y gracias a esta rápida respuesta natural de supervivencia, se puede evitar sufrir un estado de hipotermia, lesiones periféricas e incluso la muerte.

El hipotálamo es la zona del cerebro que estimula reacciones físicas y se encarga de la producción de hormonas con el objetivo de mantener el calor corporal necesario para funcionar, primordialmente en los órganos vitales, como el corazón. En otras palabras, el cerebro está restringiendo el flujo de sangre hacia las extremidades, lo que provoca que sean las primeras en congelarse, principalmente los dedos.

Con el fin de evitar estas consecuencias, se recomienda consumir más calorías (azúcares) en la temporada de invierno, de este modo generará más energía para convertirla en calor. Además de protegerse del frío con varías capas de ropa delgada, cubriendo principalmente su cabeza, debido a que es la primera en perder su calor corporal, así como sus manos y labios.

¿Qué es la hipotermia?

La hipotermia se presenta cuando el cuerpo no puede generar más calor del requerido. Entre las causas principales se encuentran; exponerse a largos períodos en ambientes con temperaturas muy bajas, encontrarse en situaciones de frío extremo, caerse en aguas congeladas o usar prendas húmedas cuando hay viento; todo esto sumado a no ingerir las bebidas suficientes y los alimentos correctos.

Las personas más propensas a desarrollar la hipotermia son las que sufren enfermedades crónicas (cardíacas o respiratorias), desnutrición, las que están en prescripción médica o están bajo los efectos del alcohol o drogas.

Entre los principales síntomas que se presentan son: frecuencia cardíaca lenta, confusión, debilidad y pérdida de coordinación, somnolencia, piel pálida y fría. En consecuencia a no atenderse  rápidamente puede llegar a presentar letargo, paró cardíaco, shock, estado de coma, perder la capacidad para pensar y el movimiento corporal… inclusive la muerte.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.